Publicado el: 14 Sep 2016

Química del Nalón formará a diez jóvenes al año a los que contratará

Los contratos serán de seis meses para las plantas de Sama y de Trubia y al finalizar, los empleados pasarán a la bolsa de empleo, de la que se nutre la empresa para cubrir vacantes
Los cursos se harán cada año, y de ellos se pueden beneficiar jóvenes hasta los 30 años, que acabarán con un certificado de capacitación de operador de planta química

Un momento de la visita ayer a las instalaciones de Química del Nalón

Un momento de la visita ayer a las instalaciones de Química del Nalón

Fernando Romero / Trubia
Química del Nalón organizará cursos de formación para obtener el Certificado de Capacitación de Operador de Planta Química para 10 personas por año, tras el acuerdo alcanzado entre empresa y trabajadores. El objetivo es capacitar a jóvenes para que puedan trabajar en plantas químicas. El curso tiene una duración de 610 horas y, al finalizar, implica 6 meses de contrato laboral.
La primera promoción comienza el próximo mes de octubre y está dirigido a FP y Bachillerato, siempre menores de 30 años. La noticia de este programa de empleabilidad joven fue transmitida ayer por representantes del comité de empresa de la planta trubieca al presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, durante la visita que realizó a la industria acompañado por el responsable de la sociedad química Rufino Orejas.
El anuncio ha suscitado gran interés entre los vecinos de Trubia y del entorno de la planta química, muchos de los cuales quieren conocer con detalle este programa y el modo de optar a él. Las personas interesadas deben dirigirse a la compañía para solicitar más información, aunque según fuentes del comité, las plazas están a punto de completarse ya que se anunció en las oficinas de empleo. No obstante el proceso continuará en próximos cursos,
La formación teórica se hará en Femetal y la práctica en las dos plantas de Sama y de Trubia y se desarrollará de octubre a abril. Los contratos no se harán inmediatamente después de finalizar el curso, aunque probablemente los alumnos empiecen a trabajar en verano, para dar sustituciones de vacaciones. Aunque en principio se firma por 6 meses, la empresa podría renovar contratos si tiene necesidad de esos puestos. En caso contrario los aspirantes pasarían a engrosar una bolsa de empleo de la que la empresa se abastecería para cubrir vacantes.
Durante la visita se informó de que la empresa garantiza contratos para la totalidad de los alumnos que participen. Este programa forma parte de lo que la sociedad considera un “cambio cultural” de cara a afrontar “un futuro más competitivo y flexible”. La estrategia pasa por la formación y la capacitación profesional, pero también por la investigación y las nuevas tecnologías.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa