Publicado el: 18 Sep 2016

La denuncia de FAPAS retrasa las obras de los accesos a Somiedo

El proyecto de mejora de Aguasmestas a Pola se ha tenido que revisar ante la advertencia de riesgo de daños a la centaura, una flor protegida
El alcalde desmiente que se vaya a hormigonar el camino a la braña de Sousas, que generó polémica en las redes sociales

La AS a su paso por La Malva

La AS 227 a su paso por La Malva

Fernando Romero / Somiedo

El proyecto de la mejora de la carretera AS 227 desde Aguasmestas hasta Pola de Somiedo, obra muy necesaria para atender el elevado tráfico en esta zona turística, se ha ralentizado debido a una denuncia presentada por la organización conservacionista Fapas relativa a la protección de la centaura somedana, una flor en proceso de extinción. El proyecto se está “reformulando” en la parte del estudio de impacto ambiental por dicha denuncia, que afecta sobre todo al tramo de La Malva.

La junta rectora del Parque Natural, asumió meses atrás la propuesta del Ayuntamiento para el arreglo de la carretera AS 227 que va desde Aguasmestas hasta la Pola, el tramo más sinuoso, estrecho y complicado. Hasta la fecha se barajaban tres posibilidades. La primera proponía cambiar el perfil de la carretera, al igual que el tramo que va desde Belmonte. El inconveniente es que se dispara el presupuesto a los 40 millones de euros. La segunda propuesta es aún más cara porque incluye la construcción de un túnel en La Malva y además tendría un mayor impacto ambiental. La tercera, que es la que se ha aprobado  es la que se ha incluido en el Plan de Infraestructuras del Principado y se presupuesta en 14 millones de euros, manteniendo el mismo perfil de la carretera pero ampliando la anchura hasta los 7 metros entre el tramo  Aguasmestas y La Riera y a 6,5 metros desde La Riera hasta la Pola. Inicialmente la obra iba a comenzar en 2017, aunque todo dependerá de si se resuelve pronto el nuevo estudio de impacto ambiental.

El alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández Fervienza, se ha puesto en contacto con las consejerías de Desarrollo Rural e Infraestructuras para “exigir que arranquen cuanto antes ya que este proyecto es fundamental para Somiedo “. Explica que la parte más complicada del mismo es el desfiladero de La Malva “empantanado por el estudio ambiental” pero añade que el resto es un proyecto que se hizo “lo más laxo posible, con ensanches que no implican desmontes”.

 

Accesos a Sousas

Por otro lado el alcalde ha desmentido tajantemente a este diario que los accesos a la braña de Sousas y el camino vayan a ser hormigonados. Este proyecto, que depende de la consejería de Desarrollo Rural, mejorará un tramo de 4 kilómetros “y no se va a hormigonar, salvo un tramo muy pendiente de unos 100 metros, para evitar resbalones”. Fernández Fervienza habló de un proyecto que quiere mejorar los accesos, dado que es muy utilizado por paseos a caballo y senderistas. Estas obras están a punto de adjudicarse y tienen un presupuesto de 55.000 euros.

La polémica, generada sobre todo en las redes sociales, se suscitó tras la inauguración el pasado 9 de septiembre del mirador de Castro, a la que asistió la consejera de Desarrollo Rural María Jesús Álvarez quien anuncio una “nueva obra de mejora del hormigonado de la pista de la braña de Sousas”. Ahora el alcalde de Somiedo ha matizado esa declaración.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa