Publicado el: 10 Oct 2016

Los vaqueros culminan con éxito el descenso de Torrestío a Las Regueras

Casi un centenar de participantes celebraron ayer su bajada «del puertu» con una comida en el polideportivo de Santullano, entrega de diplomas y fiesta con gaita

Participantes en el descenso de Torrestío

Participantes en el descenso de Torrestío

 

Esther Martínez / Las Regueras

El II Descenso de los Vaqueros desde Torrestío culminó ayer con éxito, aunque todavía falta una etapa final hasta «les marines», el próximo sábado (Las Regueras-Llanera-Corvera y Gozón). Una comida en el polideportivo del colegio de Santullano,  a la que asistieron los casi un centenar de participantes puso el broche de oro al descenso “Del puertu a les marines”. Empanada, pote asturiano y arroz con leche cocinado y servido por los restaurantes locales; entrega de diplomas y fín de fiesta con gaita y acordeón.

Días de sol, algo de niebla y sana convivencia entre caminantes, jinetes y gentes de los lugares de paso, que como siempre se volcaron para que en cada parada estos nuevos “vaqueros” se sintieran cómodos. Comenzó con chocolate caliente en Torrestío, continuó con el ascenso a Ventana, ofrenda en Trobaniello, el recibimiento y actividades culturales en Quirós, el descanso en Proaza y el paso por Santo Adriano y Trubia hasta el castañeu de Cartuchos en Biedes.

Un año más los ayuntamientos organizadores  y colaboradores y en especial la Asociación Rutas Vaqueros de Alzada de Torrestío unieron esfuerzos para que el proyecto culminara con éxito y ya se piense en próximas ediciones.

La alcaldesa de Las Regueras, Maribel Méndez agradeció especialmente la implicación de esta Asociación, presidida por María Teresa Rodríguez, creada hace poco más de un año y que tuvo mucho que ver en el buen desarrollo de la actividad.

Si algo hace pensar que esta alzada tiene futuro es la hazaña de Pelayo Suárez. Tiene 7 años, es hijo de David Suárez y nieto de reguerano de La Braña y babiana de Torrestío; de una familia de larga trayectoria de vaqueros.

Pelayo hizo las dos etapas, casi 70 km., a caballo sin flaquear en ningún momento. Fue el participante más joven de todas las ediciones y por ello la alcaldesa de Las Regueras,  al entregarle su merecido diploma le dijo que “igual que tus abuelos y bisabuelos te contaban sus historias del puerto, tu ya tienes algo muy importante que contarles a tus nietos”. Con esta savia nueva se abre un atisbo de esperanza para que esta antigua forma de vida pueda tener continuidad. Pelayo Suárez es el ejemplo de ello.

 

Comentarios:
  1. Maria Teresa Rodriguez dice:

    Interesante resumen de la ruta, Esther

    No obstante debo hacer una aclaración a un punto que mencionas sobre la Asociación para que los lectores la pongan en su contexto.

    La Asociación se creó, en efecto, el año pasado pero quienes la fundamos somos los mismos que ideamos la Ruta Vaqueros de Alzada de Torrestio, la propusimos al Ayuntamiento de San Emiliano y las Regueras y la venimos impulsando desde el 2014. Aprovecho esta oportunidad para agradecer públicamente a esos ayuntamientos y a los de Quirós, Teverga, Proaza, Santo Adriano, Oviedo Llanera, Corvera y Gozon todo su apoyo. Sin su ayuda, la de los vaqueros que participan como voluntarios y la de los inscritos como jinetes y caminantes nunca hubiera sido posible llevar a cabo este proyecto. Proyecto que nace principalmente de un sentimiento compartido que, más tarde se convierte en Asociación Nacional.

    Un saludo
    M Teresa Rodriguez

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa