Publicado el: 11 Oct 2016

Desembarco tevergano en Oviedo

Por José María RUILÓPEZ

El pasado 16 de septiembre, tuvo lugar una concentración pacífica y gustativa llevada a cabo por vecinos de varios municipios de los Valles del Trubia en Oviedo. El causante de semejante asalto a la capital fue César García Arias, conocido empresario tevergano, que tuvo la idea de invitar a la presentación de su negocio de hostelería, “La Barrica”, con motivo de la reinauguración tras una reforma general.
Fue un encuentro festivo donde se vieron fieles servidores de la amistad largamente sostenida, que se mantiene sin fisuras y se muestra cuando es necesario. Además de una variada representación de personas del los Valles del Trubia, como el Alcalde de Proaza, Ramón Fernández. El actual dueño del Palacio de Entrago, Diego Cañedo, que anda en restauración de su propiedad referencia de Teverga. Rosa y Gonzalo, pareja con profundos vínculos afectivos en Teverga. Lo mismo que Julio Braña, antiguo farmacéutico de este municipio. Los hermanos Luis y Francisco Sánchez, que crecieron a la sombra del hospitalillo tevergano de San Martín. Los más próximos al anfitrión: Sus hijas, una de ellas regentará el negocio, junto a Pepe, Merce, Celso Peyroux, Salomé, Higinio, Jose… El escultor modernista Justo Illés con su amigo Julio Frutos. Casimiro Álvarez, colaborador de La Voz del Trubia. Víctor Manuel Folgueras, químico de dilatada trayectoria laboral en Alemania y España. La empresaria Merche Canteli. Y otras muchas personas de diferentes ámbitos sociales que tuvieron a bien acudir a esa cita gastronómica, donde mostraron su satisfacción por la nueva cara que ofrecía el restaurante.
El evento estuvo amenizado por el grupo Mariachi Hispanoamérica que puso una nota festiva con sus serenatas, manteniendo una animada velada de toda la gente que, no sólo llenó el local, sino que ocupó la calle de modo ordenado en charlas y saludos que se prolongaron hasta la media noche. No faltaron para los presentes, sangría en abundancia y jamón de la mejor calidad, que fue servida por un personal que mostró en todo momento una profesionalidad propia de un negocio que ofrecerá lo que solicite el más exigente de los clientes.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa