Publicado el: 22 Oct 2016

El Catastro rastreará en Grado casas y construcciones ilegales

El municipio se incorpora a la regularización catastral para detectar edificaciones «pirata», que comenzó en 2013
Imagen aérea de Google en la zona de la promoción urbanística del contencioso

Imagen aérea de Grado.

L. S. N./Grado

El catastro rastreará en Grado y su concejo construcciones e inmuebles ilegales, dentro del plan de regularización catastral que comenzó a aplicarse en toda España en 2013, y que en Asturias ya se ha impulsado en municipios como Oviedo, Yernes y Tameza o Proaza. El programa de la Gerencia del Catastro prevé investigar y dar de alta todas las construcciones que no figuren en el catastro, o que hayan sufrido modificaciones. El objetivo, evitar la picaresca y actualizar, con datos reales, el padrón en el que se basa uno de los impuestos esenciales para la financiación local, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), popularmente conocido como «contribución». La regularización catastral prevé «la incorporación al Catastro y valoración a los efectos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles tanto de las construcciones omitidas total o parcialmente como de las modificaciones en los datos físicos de los inmuebles que sean incorrectos o incompletos, con el fin de asegurar su concordancia con la realidad». La gerencia del catastro notificó el pasado día 11 al Ayuntamiento de Grado el procedimiento de regularización, un plan para detectar construcciones ilegales que el Ministerio de Hacienda impulsó en 2013, con el objetivo de que afloraran las edificaciones ilegales, tras los años del «boom» del ladrillo, y cuando los ingresos públicos habían caído en picado.

El Ayuntamiento de Grado ingresa anualmente unos 2,9 millones de euros por impuestos directos, como el IBI y la «viñeta».

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa