Publicado el: 25 Oct 2016

Una plaga de polilla obliga a cambiar toda la cubierta de la iglesia de Trubia

 Los daños, que afectaban a todo el vigamen, se descubrieron durante las obras de restauración, y han encarecido el presupuesto
La primera fase de los trabajos, a punto de concluir

foto-iglesia-1

Obras en la techumbre de la iglesia

Redacción/ Santo Adriano

Una plaga de polilla ha obligado a sustituir todo el maderamen de la cubierta de la iglesia de Santa María de Trubia, actualmente en restauración con aportaciones de los vecinos. Los daños, que han encarecido el presupuesto sobre lo previsto inicialmente, se descubrieron al levantar la techumbre, y han obligado a cambiar las vigas por otras de castaño tratado. Los trabajos ya han sido ejecutados, dentro de la primera fase del proyecto, que está a punto de culminar, según informa el Comité Pro Restauración de la iglesia, que está declarada Bien de Interés Cultural. La renovación de la cubierta está casi acabada, a falta de colocación de las tejas, y se han realizado los trabajos de picado, enfoscado y llagueado de muros y paredes, y el adecentamiento de sacristía y sala de calefacción. La Comisión pretende que de forma inmediata se acometa la segunda fase, que incluye el enfoscado de muros exteriores, pintura exterior e interior y obras de carpintería en madera y aluminio.

Dentro de su campaña de financiación, el Comité sigue realizando mensualmente excursiones a diversos lugares de Asturias y fuera de ella, para paliar estos desfases y abaratar costos. «Estos viajes, según los excursionistas, son amenos, asequibles, y ayudan a un fin determinado. ¡Todos los que los quieran probar, bienvenidos!», señalan los promotores de las obras, que han iniciado también la venta de la lotería de Navidad, que se podrá adquirir el día de Todos los Santos en el cementerio parroquial. El comité hace un llamamiento a los vecinos a la colaboración, pues para culminar los trabajos se necesitan más aportaciones. «No pensemos que la Iglesia es de los curas, y que sean ellos los que paguen. La aportación del Obispado ya fue hecha. Ahora nos toca a todos nosotros, restaurar algo que es nuestro, que es un icono de la localidad, para todos los trubiecos», añaden. Los ingresos, ocasionales o periódicos, pueden hacerse en la cuenta SABADELL         ES77  0081  5510  1100  0626  6141.

 

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa