Publicado el: 02 Nov 2016

Llenazo en el Camín Real durante el puente de Todos los Santos

Los concejos turísticos de la comarca, hasta la bandera durante el largo fin de semana

aparcamiento-en-el-valle

Coches aparcados en El Valle, en Somiedo

Redacción/L. S. N.

Ni un alfiler. En alguno de los concejos del Camín Real de la Mesa, el puente de Todos los Santos, que acabó ayer, fue de los que hacen historia, de los de antes de la crisis. Hoteles y restaurantes hasta la bandera durante varios días han dejado un buen sabor en la hostelería y hotelería de la comarca, que en muchos casos colgó el cartel de «no hay plazas». Así ocurrió en Proaza, según confirma su alcalde, Ramón Fernández, que asegura que todos los hoteles de la localidad se llenaron, hasta el punto de que tuvieron que desviar a clientes hacia concejos vecinos, como Grado. «Ha habido varios factores: por un lado el día en el que caía la fecha, martes, que alargó el descanso y animó a muchos a hacer una escapada. También que haya habido niebla en la costa pudo incentivar la llegada de visitantes. Ha sido un puente muy bueno a nivel turístico», destaca el alcalde proacín, que añade que la afluencia de turistas a Proaza ha ido mejorando en los últimos años, «también porque ha ido aumentando la calidad de los servicios que ofrecen nuestros hoteles y restaurantes».

En Teverga, los hoteles ya tenían reservadas todas sus habitaciones tres semanas antes, por turistas de fuera de la región que querían garantizarse el puente en Asturias. Gerard Fernández, hostelero de Trubia que acaba de reinaugurar el bar Nuevo, destaca que fue un puente «en el que se trabajó mucho y bien», con hoteles llenos y restaurantes a rebosar, «sobre todo el domingo, pero también el martes». Una situación similar a la de Somiedo, que está viviendo un momento espectacular en turismo, según confirma su alcalde, Berlarmino Fernández Fervienza. «Fue como una pequeña Semana Santa, con un tiempo espectacular, además. Lleno total, completo», confirma el regidor somedano. El vecino concejo de Quirós también registró un elevado número de turistas.

En los concejos más cercanos a la capital, como Las Regueras, se vivió también un puente por todo lo alto, sobre todo en la restauración, tal como confirma Begoña Álvarez, de Casa Florinda, en Valduno. Este tradicional restaurante cierra siempre el 1 de noviembre, día de Todos los Santos, pero «el sábado, domingo y lunes estuvimos al completo». También hubo mucha gente en Candamo, pero no para dormir o pasar el fin de semana, sino para comer y psar el día, según confirma el responsable del hotel Mirador del Nalón, en San Román. «Candamo tiene aún que moverse para situarse en el mapa del turismo, pero el puente fue bueno», asegura.

En Belmonte de Miranda también fue un puente magnífico en cuanto a visitantes, según señalan desde el hotel restaurante la Casona del Rey.

la-plaza-teverga

Turistas en La Plaza, Teverga

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa