Publicado el: 15 Nov 2016

Serandi, la voluntad de un pueblo

Por Loli GALLEGO

Le doy este título a esta historia porque solo cuando amas la tierra donde naciste haces lo imposible por defender aquello que consideras tuyo. Te identificas con tus antepasados que, a base de voluntad y esfuerzo, crearon para ti lo que hoy posees y que ellos defendieron en tiempos ancestrales con tesón y voluntad contra cualquier entrometimiento que les desposeyera de lo que era de todo un pueblo. Y esta es la historia del lugar de Serandi, pueblo del que admiro su tesón, voluntad e identificación con lo que es suyo.

loli gallegoAntecedentes históricos
Edad antigua: fueron Serandi al Este y Bandujo al Oeste los primeros núcleos habitados que conformaron este concejo. A él llegaron hacia el siglo V antes de Cristo tribus de pastores del centro de Europa que se fueron asentando en Serandi por los ricos pastos de las Andrúas, por lo templado, feraz y también por el escaso rocío que allí cae.
De las diferentes tribus que conformaron el pueblo astur cabe destacar aquellas que ocuparon la zona centro de lo que hoy es Asturias, como los luggones que junto con los pésicos poblaron lo que hoy es el centro de la región.
Estas tribus se dividían en clanes y uno de éstos, los ablicos, perteneciente a los luggones, ocupó el territorio de Morcín, según Ciriaco Miguel Vigil que en su libro Asturias Monumental Epigráfica y Diplomática lo demuestra mediante la siguiente inscripción de origen prerromano: “Avianegles hijo de Segius de la tribu de los Ablicos”. Estaba la misma en una lápida encontrada en Castandiello (Morcín), capital del concejo desde el siglo XVI, hasta 1939 que pasó a Santa Olaya.
Por la situación de estos concejos pertenecientes geográficamente al cordal del Aramo se puede deducir que Serandi fue poblado por este clan.

Vida y costumbres
Los de Serandi subían todos los veranos con su convoy de familias y ganados a las Andrúas, falda oeste del Aramo, que era el punto donde aquellos pastores tenían sus cabañas de alzada. Por el invierno bajaban sus rebaños por el estrecho pasadizo de la Foz para que pernoctaran en la ladera del Pandiello. Es interesante ver cómo vestían. Los hombres llevaban chaqueta negra de paño burdo de lana y debajo un “xugón” de color blanco. Terminaban con los calzones y cubrían las piernas con tejido de lana enrollado que luego metían en las abarcas. Este tipo de media a veces era de cuero y también forraban las abarcas con escarpinos. Tocaban la cabeza con la montera. Usaban como bolsas de cuero cosidas a la ropa, “ morrales”, que se diferenciaban de otras que colgaban a la espalda, zurrones, con la “mosquienda” en los viajes largos. Hablaban un asturiano que transcribo.


 



Esto es un diálogo entre José García ,“el Canoyo”, Manuel Fernández, “el Careño” y José García Vázquez, “el Nenao”:
-El Nenao: O tú ¡Canoyo!¿viu por dayures una iguá de miyu que se me sumiu da vecera ya nun paez ya dies?
-El Canoyo: Rapaz yo nun sey delia, si te to decir la verdá na conozo ¿Entregueste a los pastores o al masqueiru por elia? Si ya dalgun la viu.
-Nenao: Esa iguá de to ya un allorexa, yo si quiziaves , la endilgo contra la cuá’l mar, ya to direy.
-Careño: yo viu loitru dia, al chase el sol una iguá recinta, ¿sera la to?.
-Nenao: Paez la mió -Pos mira so’l pazo das Garayas tirei una pedrá ya nun se tartiu- ¡mala probiro!
– Ya pa ande tiró tu Coreño? -Barrunto pos pa’l Corvello- ¡Mala sarna y die..!
Esta es la primera parte sobre el pueblo de Serandi que se completará con otras y así poder conocer más de uno de nuestros primeros pueblos y, por tanto, de nuestra historia como concejo.

Comentarios:
  1. PICO FORCADAS dice:

    Desde esta atalaya LOLI permiteme FELICITARTE por este comentario que desconocia, ya que alcanzaba a la época de los romanos cuando tenian su sede en bandujo y los reos tenían que bajar el mineral al valle

  2. José Manuel norniella Alonso dice:

    Me gusta la historia de Serandi. Gracias Loli ..

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa