Publicado el: 21 Nov 2016

Una foto para el recuerdo, una foto para la historia

fabrica-armas-foto-general
Por Luis GARCÍA

En el año 1996, con el apoyo de la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo, los trabajadores de la Fabrica de Armas de la La Vega nos hicimos esta foto. Una foto para el recuerdo, una foto para la historia. Entonces, inmersos en la vorágine de una más de las innumerables reconversiones a las que tanto nos habían acostumbrado los Gobiernos de turno, desconocíamos cual sería nuestro futuro.

La ENSB, sería “malvendida” tan sólo cinco años después a la multinacional General Dynamics, cerrando con ella la floreciente etapa de 200 años de actividad industrial en la factoría. Posteriormente, el engañoso traslado a Trubia, “avalado por algún que otro político desde el Gobierno de Asturias” y los despidos de los 55 despedidos General Dynamics – Fábrica de Trubia, hicieron el resto.

Anteayer, 19 de noviembre, hemos vuelto a las instalaciones de La Vega. Nunca habíamos regresado desde el año 2012, y no sabíamos que nos íbamos a encontrar, ni que emociones nos embargarían. Pero por encima de todo, hay una que siempre esta en nuestra memoria, en la de todos los trabajadores de La Vega y en la de los 55  despedidos de Trubia, 27 de ellos “veguinos” que era como se nos conocía. En La Vega, hoy, no estamos todos. No están todos. Se pueden visitar los talleres, la capilla, el claustro, la Escuela de Aprendices… ,pero faltamos los de la foto, los trabajadores. Los que le dábamos vida a “esa ciudad dentro de la ciudad”. Y hasta que el Tribunal Supremo falle a nuestro favor, hasta que se repare el daño causado, todo cuanto se haga en esos terrenos se hará sobre la memoria de quienes la manteníamos viva durante décadas.

Porque, como deja escrito nuestro compañero José César Vila, en el face de los 55 de Trubia, “éramos conocedores de la dificultad de “volver a encontrarse con las ruinas de tantos recuerdos y la lacerante vivencia de un desalojo que precedía a un injusto, sinsentido y amargo despido a los 3 meses de ser reubicados en Trubia. Pero había que estar allí, presentes en las jornadas sobre Patrimonio Industrial donde otros han aprovechado un mucho para hablar de terrenos y más bien poco y con boca pequeña, acordarse del daño humano manifiesto en el doble engaño que acabó con 55 despedidos en la Fabrica de Trubia”

Comentarios:
  1. LUIS dice:

    Hagamos que esta foto sea viral.
    ‘ Una foto para el recuerdo, una foto para la historia ‘
    ‘ Que esta Fábrica no vuelva a ser jamás una fabrica’ fue la orden de un ‘jefazo’ los meses previos al traslado definitivo a Trubia, mientras se destrozaba no sólo máquinas y herramientas. También documentación, instalaciones eléctricas y saneamientos.
    Si, es cierto- La Vega, nunca más volverá a ser una fábrica, de sus aulas, no volverán a salir aquellos Aprendices todos con su chaquetón azul marino, que como los de Trubia o Ensidesa, eran demandados por las grandes multinacionales. Aprendices primero, maestros armeros en pocos años, con la responsabilidad de fabricar componentes aeronáuticos para la estricta Rolls Royce, sistemas de armas para el ejercito, o de diseñar en colaboración con el HUCA, prótesis de titanio para rodillas y caderas y utensilios quirúrgicos.
    Una foto para el recuerdo, una de foto para la historia.
    Todo aquello terminó, lo saben muy bien los actuales políticos de esta Comunidad Autónoma, en el año 2012. Y lo saben bien, porque su recuerdo les acompañará cadia que salimos en los Diarios, que estamos ante las puertas de la Junta General con nuestras camisetas, o que nos manifestamos el día 10 de cada mes delante de la factoría de Trubia.
    Por supuesto, a ellos, ni están ni se les espera.
    Por ello no podemos, no debemos permitir, que el legítimo debate sobre unos terrenos que nos pertenecen a todos, a la ciudad de Oviedo, entierre la memoria de los que allí trabajamos y sobretodo, de los que fuimos literalmente expulsados y despedidos para desviar el debate hacia otro punto. De los 55 despedidos de la Vega-Trubia.
    Porque lo único, que verdaderamente interesaba desde el principio eran unos jugosos terrenos sobre los que los buitres de esta ciudad, habían clavado sus ojos y habían comenzado a “hacer caja”.
    Por eso, hoy más que nunca, esta foto es una foto para el recuerdo, pero también, una foto para la historia.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa