Publicado el: 25 Nov 2016

Los niños de Proaza, Quirós y Teverga, campeones de los “cachivaches”

Los colegios  La Plaza, Virgen del Alba y Padre Nicolás Albuerne recogieron 410 kilos de enseres para la Fundación Emaús Asturias

La campaña de Cogersa logra recaudar fondos para contratar a un trabajador de inserción durante seis meses

PRESENTACION DE DATOS DE CACHIVACHES EMAÚS EN AVILÉS.

Presentación del final de la campaña, en Avilés

Redacción/Santo Adriano

Los niños de Proaza, Quirós y Teverga están entre los escolares asturianos que más aportaciones hicieron en la campaña de recogida solidaria de cachivaches, impulsada por Cogersa para beneficio de la Fundación Emaús Asturias. La iniciativa, impulsada con ayuntamientos y centros escolares, pretendía ceder enseres para su reutilización y venta en los establecimientos que la Fundación tiene en Asturias, con el objetivo de generar recursos que permitieran hacer un contrato laboral de inserción.

En total, la campaña de recogida solidaria de enseres y cachivaches logró la donación de 15.150 kilos de objetos usados, como muebles, accesorios del hogar, libros, lámparas o ropa. La gran recogida de objetos usados se llevó a cabo entre el 8 de octubre y el 8 de noviembre en los locales habilitados para tal fin en los 26 Ayuntamientos y en los 36 centros educativos que se inscribieron en la campaña convocada por Cogersa. El objetivo inicial era captar 12.000 kilos que, una vez puestos a la venta en las dos tiendas solidarias que gestiona la fundación Emaús en Asturias, darían lugar a ingresos suficientes para crear un puesto de trabajo de inserción sociolaboral de seis meses de duración. En concreto, se estableció la equivalencia de cada kilogramo percibido, equivaldría a casi 5 minutos de contrato.

Los resultados fueron presentados por el gerente de Cogersa, Santiago Fernández, y la directora de la fundación social Emaús Asturias, Iris Martín, que destacó que “con esta campaña y con la presencia en los medios de comunicación notamos que más gente conoce lo que hacemos y los beneficios que se generan cuando se dona algo a Emaús. Es un efecto que dura muchos meses y que nosotros traducimos en oportunidades de trabajo para personas en especiales dificultades”. En la actualidad, la plantilla de la fundación llega ya a los 12 empleados en Asturias.

Por su parte el gerente de Cogersa comentó que alargar la vida útil de los productos con buenas prácticas de reutilización o de donación es una pieza esencial de la correcta gestión de residuos, algo de lo que se habla especialmente en la Semana Europea de la Prevención, que se celebra estos días. Fernández matizó: “Cuando hablamos de donar para el aprovechamiento posterior, en lugar de tirar sin más a la basura lo que ya no nos vale o no usamos, estamos ante la opción de hacerlo a organizaciones que no tienen ánimo de lucro, como Emaús, las cuales dan a lo recibido una gestión que combina los beneficios ambientales, con amplios beneficios sociales”.

La organización destacó el esfuerzo de los colegios públicos La Plaza, Virgen del Alba y Padre Nicolás Albuerne de Quirós, Teverga y Proaza, cuyas comunidades escolares llegaron a donar 410 kilos en total. También destacan los resultados del Colegio La Salle de La Felguera (Langreo) que superó los 400 kilos, así como del CP Marcos del Torniello de Avilés, el CP José Bernardo de Sama de Langreo y el IES Valle de Aller que pasaron de los 300 kg. Les seguirían con las mayores cantidades recogidas: el IES Valle de Turón (Mieres), el IES Número 5 (en Avilés) o los colegios públicos ovetenses La Gesta I-II, Lorenzo Novo Mier y El Villar de Trubia.

En cuanto a los ayuntamientos, los que más recogieron fueron los de Oviedo y Gijón. Proaza se situó en el puesto número siete de la lista.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa