Publicado el: 28 Nov 2016

El Catastro ultima la regularización de las viviendas de Grado

El Estado ha dejado para el último momento la actualización del parque de inmuebles del concejo, que en la asciende oficialmente a 26.000 unidades valoradas en más de dos millones de euros

“Todo el mundo debe tener los mismos derechos y obligaciones y los propietarios de bienes no regularizados están esquivando el pago de impuestos” dice la concejala de urbanismo María José Miranda

grado-instalaciones-deportivasF. R. G. / Grado

El Catastro procederá en breve a la regularización catastral del concejo de Grado, uno de los últimos que quedan de Asturias por actualizar. Ello conllevará la casi segura afloración de numerosos inmuebles rústicos y urbanos que no habían sido declarados y supondrá una mayor recaudación para las arcas municipales y una posterior revalorización, aunque no se esperan subidas teniendo en cuenta que Grado es uno de los municipios que tiene el IBI más alto, con 0,96, el segundo más elevado de Asturias después de Somiedo. El parque de inmuebles y fincas del concejo asciende en la actualidad a 26.000 unidades valoradas en más de dos millones de euros, según fuentes municipales.


 


El procedimiento de regulación catastral se termina el 31 de diciembre de 2016 y ha durado tres años. Se trata de un procedimiento que abre de oficio el Estado. Consiste en incluir aquellas construcciones ilegales o actualizar las edificaciones que hayan sufrido cambios y estén sin registrar. “Es evidente que todo el mundo debe tener los mismos derechos y obligaciones, y actualmente las personas que tienen propiedades regularizadas están pagando su impuesto correspondientemente mientras aquellas que son propietarias de edificaciones no regularizadas estas esquivando esta obligación”, explica la concejal de urbanismo María José Miranda quien añade que este proceso es ajeno al Ayuntamiento: “realmente la función del Ayuntamiento es puramente de colaboración siempre y cuando el organismo encargado así lo solicite”.
Sin embargo desde el Ayuntamiento no se ha notificado aún la fecha en la que se empezará a realizar la regularización.

Actualmente los datos de Intervención con relación a la recaudación de IBI son, para la urbana, dos millones de euros para 13.200 bienes inmobiliarios, mientras que para el IBI rústico la recaudación es de 160.000 euros para un número inferior a las 13.000 casas y fincas existentes en el catastro actual.

En el municipio vecino de Candamo la regularización catastral ha hecho aflorar 300 viviendas que no estaban dadas de alta.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa