Publicado el: 13 Dic 2016

El belén moscón, con mercado y hasta ayuntamiento

La instalación,  colocada por la Asociación Mujeres por Grado, puede visitarse de 5 a 8 en la antigua Pescadería

Belén Grado1

Detalle del belén, en el que se recrea la iglesia, el Ayuntamiento y el mercado

La Voz del Cubia/Grado

Desde hace una semana, cuatro mujeres y dos hombres trabajan para que esta tarde pueda abrir sus puertas el belén de Grado, una instalación que comenzó a colocarse allá a mediados de los años 90 y que ahora ocupa ya más de treinta metros cuadrados. El belén, impulsado por la Asociación de Mujeres de Grado, puede visitarse de 4 a 8 todos los días en la antigua Percadería de la villa moscona. Los domingos, está abierto de 11 a 14 horas, y la representante de la asociación Chelo Bernardo, insiste en que si hay grupos escolares o de residencias que quieran acudir de mañana «nos avisan y vamos encantados a abrirles».

Aunque no está montado por profesionales («no somos belenistas, fuimos aprendiendo sobre la marcha», señala Chelo Bernardo) es fruto de un minucioso trabajo de años: dos de los maridos se encargan de la carpintería y la parte eléctrica y las mujeres de la asociación, con la ayuda de un viejo ebanista, han ido recreando lugares de Grado, para que se identifique de dónde es el belén, «que es muy asturiano y muy de aquí». de hecho, tiene su mercado, «con oaraguas de lona que hicimos nosotras», su capilla de Los Dolores, la fuente cercana al colegio Bernardo Gurdiel, y el crucero que marca el camino de santiago, entre otros edificios típicos de la villa moscona, como la Casa de Cultura y el Ayuntamiento. También cuenta con un río con agua de verdad, que desemboca en el mar «con una peña, y un faro». «Si nos dejaran, llegábamos hasta el río. Cada vez tenemos más piezas, porque nos ceden muchas. Por ejemplo, la residencia del ERA nos ha donado sus piezas, porque ya no lo monta. No tenemos sitio para todo, vamos rotando», asegura la representante de la asociación, que lamenta que no haya un relevo generacional para mantener la tradición. «Ojalá gente joven se animara a seguir, para dar un poco de ambiente navideño y mantener la tradición», afirma.


La entrada al belén es gratuita, pero cada año se reciben donaciones viluntarias para alguna causa solidaria. 2Este año todo lo que nos donen será para la Asociación española de Lucha contra el Cáncer». El belén despierta admiración fuera de la villa, y ya hay una reserva para visitarlo, de 150 niños de una parroquia de Oviedo.

«La verdad es que nos encanta ma

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa