Publicado el: 13 Dic 2016

Podemos ve «continuista» el presupuesto y pide una política más activa por el campo

IU reclama más agilidad en las ayudas y solución al conflicto de Tragsatec

Paula Valero, diputada de Podemos

Redacción/Santo Adriano

Las dos fuerzas a la izquierda del arco parlamentario asturiano, Podemos e IU, han acogido con reticencia  la propuesta de la consejería de Desarrollo Rural para el año 2017. Para la formación morada, se trata de un presupuesto «continuista» que no servirá para reactivar al sector primario asturiano, mientras que IU ve «mejoras» en algunas partidas, pero no ve garantías en actuaciones que considera indispensables, como la solución al conflicto de Tragsatec. Ambas formaciones expresaron esta postura en la Junta General del Principado, en respuesta a la intervención de la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, que hoy presentó los presupuestos de su área.


La diputada de Podemos Paula Valero, calificó la propuesta del Gobierno socialista en materia de agroganadería de «continuista», criticó que se hace sin «participación» de los afectados, y aseguró que no sirve para reactivar el campo, un sector «que en 15 años ha perdido el 61,5 por ciento de su población activa». Valero critica que se apueste en el sector lechero por la gran industria en vez de por apoyar a las pequeñas explotaciones lecheras, por ejemplo, identificando a la leche por su origen. Podemos reclamó una ley de Calidad Agroalimentaria, que identifique el origen asturiano de los productos y garantice toda la cadena de producción, un anteproyecto que, recordó, debería haberse presentado ante el Parlamento asturiano en septiembre. La diputada morada se mostró muy crítica también con el trato a los apicultores, la prevención de incendios y la aplicación del Plan de Desarrollo Rural.

Por su parte, la diputada de IU María José Miranda reiteró la disposición de su partido al diálogo, pero detectó diferencias «importantes» con el anterior presupuesto. Miranda detecta un «liderazgo político débil y una gestión continuista, con grandes resistencias al cambio, del Gobierno en minoría del PSOE de Asturias». La diputada y concejala moscona considera que el acercamiento del PSOE al PP en el Congreso «pone a los trabajadores y a Asturias, en general, ante dificultades,  condicionados por la continuidad de la política conservadora y a la marginación territorial y sectorial en diversos temas y, entre ellas, la agroganadería». Especial preocupación mostró por la resolución del conflicto laboral de Tragsatec, la convocatorias de ayudas de  modernización e incorporación, o de prevención del bosque, el pacto social por el medio rural, aunque reconoció la mejora de partidas en incorporación de jóvenes y la de instalaciones agroganaderas y en prevención de incendios y ordenación de los bosques.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa