Publicado el: 18 Dic 2016

«Nada ha cambiado un año después de la ola de incendios»

Los guardas rurales denuncian que la situación permanece igual y que si no hay otro desastre similar «se debe a la climatología y a la buena voluntad de los incendiarios»

Fuego en Caranga. Foto Txuma Abarzuza

Redacción / Santo Adriano

Estos días se cumple un año de la mayor oleada de incendios forestales conocida hasta la fecha en Asturias. Muchos de ellos afectaron a casi todos los concejos de la comarca del Camín Real de la Mesa.  La Asociación de Guardas del Medio Natural del Principado de Asturias (Agumpa) ha difundido en sus redes un comunicado en el que avisa que «a día de hoy nada ha cambiado, todo sigue en manos de la naturaleza, de la climatología y de la «buena voluntad de los incendiarios». Para esta asociación hace un año «se demostró que los mecanismos de prevención y extinción de incendios no son todo lo eficaces que deberían ser y quedó patente la descoordinación de todos los implicados en prevención y extinción de incendios forestales».

Critican además que el Plan INFOPA y la instrucción para la Vigilancia y Prevención de incendios forestales «no sirven y que los medio materiales y humanos de los que disponen los Agentes del Medio Natural son insuficientes para luchar contra los incendios forestales».

Los fuertes vientos cálidos que se levantaron hace ahora un año activaron varios incendios en la comarca y reavivaron focos que estaban ya extinguidos. Los más importantes en nuestra zona tuvieron lugar en el monte entre Tuñón (Santo Adriano) y San Andrés (Oviedo), en la zona de Buseco, Caranga de Abajo, justo en el cruce con Teverga, el Alto de la Cobertoria en Quirós, en Banduxu (Proaza), en Las Morteras (Somiedo), La Degollada (Candamo) y Torre (Teverga). Un año después, en muchas de las zonas quemadas la naturaleza ya ha regenerado el suelo.



El Gobierno regional aprobó en noviembre las subvenciones a las entidades locales para acometer obras de prevención contra incendios forestales. El programa, financiado con fondos europeos, tiene un presupuesto global para Asturias de 2.1 millones de euros, y en la comarca del Camín Real de la Mesa de invertirán 358.510, según las ayudas aprobadas por la Administración regional, a proyectos presentados tanto por ayuntamientos como por parroquias rurales.

Todos los municipios del Camín Real de la Mesa han obtenido subvención para acometer estas obras de prevención. El que más cuantía ha logrado es Quirós, que podrá acometer obras por un presupuesto global de 62.735 euros, en dos anualidades. Las Regueras ha logrado una ayuda de 10.206 euros; Santo Adriano, de 6.179; Candamo, de 27.146; Illas, de 13.115; Somiedo, de 48.551; Grado, de 36.103; Proaza, de 20.828; Belmonte de Miranda, de 52.214; Yernes y Tameza, de 4.476 y Teverga, de 48.230 euros. En cuanto a las parroquias rurales de los concejos del Camín Real, La Focella (Teverga) recibirá 9,291 euros, y Páramo, del mismo concejo, 20.944, mientras que Arbellales, de Somiedo, obtendrá una subvención de 5.570 euros, y la de Saliencia (Somiedo), 11.822 euros. El dinero ha servido para desbrozar caminos y hacer cortafuegos, así como otras obras de mantenimiento para evitar los incendios forestales.


Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa