Publicado el: 28 Dic 2016

«El Gobierno nos crucifica a multas», critican los ganaderos

Un centenar de productores de montaña se concentraron contra las sanciones por los acotamientos de montes quemados

Podemos propone quemas controladas para recuperar terrenos pastables

 

Redacción/Santo Adriano

Los ganaderos asturianos se sienten “crucificados” por la política regional de multas por el acotamiento de pastos en terrenos incendiados. Un centenar de productores se concentraron ayer ante la Casa Consistorial de Cangas de Onís, para protestar por las sanciones que se imponen a los propietarios de ganado por invadir zonas acotadas a los pastos tras un incendio “pese a que en julio todos los partidos políticos, salvo Podemos, aprobaron cambiar la ley de Montes para levantar estos acotamientos”, señala el coordinador del sindicato Usaga, Fernando Marrón.

“Aunque todos están de acuerdo en levantar los acotamientos, y así lo votaron en la Junta, salvo Podemos, que se abstuvo, las multas siguen llegando. Las sanciones pueden ir de 1.001 euros a 100.000, pueden ser la ruina, y se están imponiendo como si los ganaderos fuéramos delincuentes y provocáramos los incendios. Dicen que acotan los terrenos quemados a los pastos para evitar la erosión. Pierdes pastos y tienes que estar vigilando al ganado para que no pase a los terrenos quemados, porque te multan y te pueden arruinar como se te cuele una vaca, pero te queda cara de tonto cuando ves que pasan por allí jabalíes, corzos y venados, levantando todo el suelo. Esos erosionan, pero como no tienen crotal ni NIF, que pague el ganadero”, critica el coordinador sindical, que destaca que el presupuesto regional del año que viene “triplica la previsión de ingresos por tasas y sanciones a ganaderos. Parece que quieren acabar con el sector”.
Los ganaderos reclaman que mientras se modifica la ley de Montes que establece el acotamiento, queden en suspenso las sanciones. Los acotamientos son fruto de una directiva comunitaria, aunque Usaga considera que hay formas de aplicación de la norma que son menos severas y no perjudican tanto a la ganadería de montaña.

Podemos, por su parte, cree que la solución no pasa por eliminar los acotamientos, sino por impulsar una política de prevención de incendios y protección de terreno pastable. “No se puede promover una Proposición de Ley para prohibir los acotamientos y no destinar una inversión adecuada para las quemas controladas”, defiende la diputada regional Paula Valero, que acudió a la concentración de los ganaderos para presentarles las enmiendas de su partido al presupuesto regional. Valero recalcó el rechazo de Podemos a la prohibición de los acotamientos y criticó al Gobierno “por apostar por esta medida mientras se despreocupa de la prevención de incendios. Parece que no les alarman los fuegos descontrolados que puedan producirse a causa de la falta de planificación de las quemas autorizadas”.


Podemos presentó una enmienda para incrementar en 500.000 euros la inversión destinada a estas quemas. “Si necesitamos más pastizales, es imprescindible que se destinen las inversiones adecuadas”. Otra de las enmiendas destina 800.000 euros a la prevención de incendios, principalmente para desbroces, ya que “sin un proyecto de desbroces en prevención de incendios, esa ley será un verdadero problema para la montaña asturiana”; y otros 175.000 para temas de seguridad. “Es muy importante que las actividades de prevención y los trabajos para fomentar los pastizales cuenten con las medidas de seguridad adecuadas”, subrayó Valero.

 

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa