Publicado el: 06 Ene 2017

Reunión a tres bandas para atajar la contaminación en Trubia

Principado, Ayuntamiento de Oviedo y las industrias de la zona se encontrarán la próxima semana para buscar una solución conjunta

Los valores altos del benceno se dispararon debido al tiempo seco y a la falta de lluvias, algo inusual en esta época del año

Estación medidora de Trubia

Redacción / Santo Adriano

El tiempo seco, inusual en esta época del año, ha disparado la contaminación en Trubia, con valores medios de benceno que duplican los permitidos por la normativa española, y también con una elevada presencia de micropartículas en el aire. Así lo denunciaba estos días la Coordinadora Ecologista de Asturias, con datos de las estaciones de medición del Principado de Asturias. La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente no cree que la situación sea tan grave, aunque si tomará medidas. La primera será mantener un encuentro con el Ayuntamiento de Oviedo y las empresas de la zona la próxima semana, con el objetivo de avanzar en la identificación de medidas para intentar atajar el problema.

La Consejería presentará este mes los planes de calidad del aire que fueron aprobados en 2014 para las zonas de Gijón y Asturias central (Avilés y Castrillón), que están siendo revisados para actualizar y mejorar las medidas que contienen. Dichos planes, elaborados por el Gobierno de Asturias, incluyen sendos protocolos de actuación para aplicar en aquellas situaciones en que la conjunción de emisiones y estabilidad atmosférica dificulte que las partículas contaminantes de tamaño inferior a diez micras (las denominadas PM10) se dispersen con normalidad durante varias jornadas consecutivas.


 En los programas se recogen limitaciones a aquellas actividades que generan contaminación por partículas en suspensión, entre los que se incluye el tráfico. No en vano, una de las líneas de actuación consiste en desarrollar, junto con las administraciones locales, medidas que mejoren la movilidad tanto urbana como metropolitana.

Tal y como ha explicado la consejera Belén Fernández, la situación difiere de la de Madrid, donde las restricciones al tráfico registradas durante las fiestas navideñas están asociadas a los óxidos de nitrógeno, un contaminante cuyos registros en Asturias no tienen nada que ver con los altos niveles de la capital española. «El Principado, que presenta valores muy inferiores a los que fija la legislación ambiental, está adoptando medidas para combatir otros contaminantes como las partículas o el benceno», explican.

Con carácter general, a expensas de los datos definitivos de 2016, un año extraordinariamente cálido y seco, con apenas seis jornadas de precipitaciones en diciembre, «las estaciones de la red oficial siguen apuntando a una mejoría continuada y progresiva en la calidad del aire», señalan desde el Principado.

Los ecologistas han denunciado los nocivos efectos para la salud que tiene la exposición prolongada a estos contaminantes, y exigen al Gobierno asturiano que “asuma sus responsabilidades” y trabaje para que se reduzcan estos niveles elevados de contaminantes. La Coordinadora Ecologista considera indispensable que se desarrolle un plan de mejora de la calidad del aire para Oviedo.

Por otro lado Izquierda Unida pedirá al Principado que declare prealerta por contaminación. Las medidas anunciadas por la Consejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, a juicio de Ovidio Zapico, aunque puedan ser necesarias son, recalcó, insuficientes. Esta prealerta, explicó el parlamentario, debería abarcar a la práctica totalidad de los municipios del centro de la región, dados los elevados índices de contaminación registrados en los últimos días, si bien también exigió más controles en otras zonas, donde también es están produciendo incrementos de la polución sin que se haga nada para evitarlo.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa