Publicado el: 11 Ene 2017

Cultura identifica 82 conjuntos industriales en la comarca

El Principado registra en Trubia 26 elementos ligados a la fábrica y al tren, y en Grado una veintena, entre molinos, puentes y minas

El catálogo es un paso previo para decidir la protección del patrimonio industrial

Chalets de oficiales de la fábrica de armas de Trubia

L. S. N. / Santo Adriano
La consejería de Cultura ha identificado en la comarca un total de 82 conjuntos de patrimonio industrial, y los ha incluido en una base de datos que servirá de apoyo documental para decidir, posteriormente, su grado de protección. Como era de esperar, Trubia, con un largo pasado industrial, es la localidad de la zona con más elementos incluidos en este inventario, un total de 26, la mayoría vinculados a la fábrica de armas.
A la villa cañonera la sigue Grado, con una veintena de vestigios industriales de interés, entre minas, molinos, puentes y edificaciones. En total, el estudio, elaborado por la arquitecta Clara Rey-Stolle, identificó en Asturias 1.700 elementos o conjuntos, un trabajo previo para actualizar el catálogo de bienes protegidos, que data de los años 80. Los elementos identificados tienen en su mayoría algún grado de protección, aunque sea de ámbito municipal. La intención de Cultura es conocer mejor este patrimonio, en muchas ocasiones muy maltratado, para unificar criterios de protección y difusión.
En Trubia, la base de datos recoge 26 elementos o conjuntos: el antiguo mercado, hoy polideportivo; el edificio del centro de salud, antiguas escuelas; el conjunto de la Estación de Renfe, incluida la marquesina, los urinarios y hasta una báscula, pese a que se especifica que se trata de un conjunto probablemente perdido por la operación Cinturón Verde, y la del Vasco Asturiano; la Fábrica de Armas, en conjunto, con especial mención al taller de artillería, con protección integral monumental; al antiguo casino, el chalet del director, el edificio de acceso a las oficinas, así como elementos móviles, como la plataforma giratoria para vagones, una antigua grúa de vapor sobre carriles; la locomotora de vapor “Coronel Esteban”, los cañones de bronce del puente y los del monumento al General Elorza, además de varios antiguos vagones ferroviarios. Entre los edificios, se incluyen en el inventario las viviendas de Junigro, dos conjuntos de viviendas pareadas datadas en 1927 y los pabellones del Vasco. En Grado, se incluyen en la base de datos las minas Cogollo y La Julia, de Ballongo; el molín de Bárzana y central eléctrica de Caleya; el puente sobre el río Cubia en Castañedo; el molín de Tuto-central hidroeléctrica de La Veiguina; el molín, pisón y central de Cuaya; la chimenea de la tejera de San Pelayo; la antigua fábrica de madreñas Attys; el antiguo matadero municipal; el antiguo mercado de ganado y su cantina; el depósito de agua de La Moratina; la estación de FEVE y el muelle de mercancías de la estación de Grado, además de los urinarios y el depósito de agua; el hastial del antiguo taller de bayonetas, la vieja pescadería municipal; la estación de Vega de Anzo; la central de El Gorrión, y la de Electra del Cubia.

En Belmonte, se incluyen siete conjuntos: la central de Miranda, en Las Lleras, y su poblado; la central de Silviella; la central de La Belmontina en San Martín de Lodón, y sus viviendas, así como la central de La Fabriquina y el secadero de Villanueva.
En Candamo, hay identificados seis elementos, sobre todo ferroviarios: la torre eléctrica, la estación de Sandiche, y los puentes de Villamarín, incluido el del ferrocarril, todo ello en Murias, así como la estación de San Román y su báscula para el pesaje de vagones.
En Proaza, hay sólo un conjunto, la central de Hidrocantábrico, pero con protección integral, mientras que en Quirós hay ocho conjuntos: el lavadero de carbón de minas del Xagarín, en San Salvador; la central eléctrica de Arrojo; la antigua fundición de hierro de la Fábrica de Mieres, en La Fábrica; el cargadero de carbón de El Cribu, en Santa Marina, y sus viviendas y oficinas; las oficinas de Minas de Quirós, así como sus vestuarios, también en Santa Marina.
En Somiedo, hay cuatro conjuntos identificados: la central de La Riera; la de La Malva , y su cuadro de mandos, así como el salto de agua de Valle del Lago.
En Teverga el estudio identificó ocho conjuntos: los cuarteles de Guarratos, viviendas obreras, de Hullasa, en Santianes; Los cuarteles del Cuarto, también de Hullasa en Santianes, viviendas obreras; el castillete del pozo San Jerónimo, y la casa de máquinas, ambos también en Santianes; los talleres de Hullasa y la casa de aseo (centro de empresas El Pradacón), en Entrago; casa del Ingeniero y oficinas de Hullasa en Entrago; losTalleres Las Garbas, en La Plaza y los cuarteles de Las Garbas. En Yernes y Tameza sólo se incluye un conjunto, la central eléctrica de Villabre, en Tameza.
En el resto de los concejos de la comarca del Camín Real no se identifican elementos de patrimonio industrial para su protección.
La preocupación por la conservación del patrimonio industrial asturiano llega muy tarde, cuando ya hay muchos elementos y conjuntos perdidos y deteriorados. Sólo en los últimos años se ha constatado su valor histórico y artístico, impulsado en muchos casos por la movilización ciudadana, como ocurrió en Oviedo con la Fábrica de Gas, que estaba previsto derribar.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa