Publicado el: 12 Ene 2017

En Santo Adriano, servicios públicos a lomos de burro

El complicado acceso obliga a utilizar transporte animal para acometer las obras de mejora de la captación de agua al concejo

Dos operarios de la empresa y el animal que transporta el material

Redacción/Santo Adriano

La gestión de los servicios públicos en el medio rural es complicada, y para muestra un botón: en Santo Adriano, se han visto obligados a utilizar transporte animal para poder hacer unas obras de mejora del abastecimiento de agua. Se trata de la empresa Contratas Gonzalo Pérez, que está acometiendo obras de mejora de la captación de agua para el concejo, y que ha recurrido a un burro para poder subir el material necesario. «El acceso desde la Rebollada es muy pendiente y empedrado lo que hace imposible llegar con medios rodados», destaca el alcalde, Jesús Muñiz, que pone el caso como ejemplo de lo que cuesta mantener los servicios públicos en la zona rural, sobre todo en concejos como Santo Adriano, de orografía complicada y con muy pocos vecinos, menos de 300.

El concejo tiene en marcha o en previsión una batería de obras para mejorar el abastecimiento de agua y la calidad del suministro en el concejo, unos proyectos impulsados por la dirección general de Administración Local del Principado, en colaboración con el Ayuntamiento.
La primera de las obras, ya acabada, ha supuesto una inversión de 14.953 euros, para la sustitución del sistema de clorado del depósito de Valdolayés, que recibe agua del manantial de Los Peñones y abastece a Villanueva, Tuñón, Sabadía, Xanas, La Casina y El Sabil. Las obras incluyeron la construcción de una caseta para alojar el nuevo sistema de cloración, y en su instalación, ya que las bombas que había con anterioridad no estaban en uso, y se encontraban deterioradas, ya que no había un depósito específico para almacenar el cloro.

Tras culminar esta obra, el pasado 21 de noviembre comenzó la del nuevo trazado de la conducción a Sabadía. El actual trazado pasa por un terreno de difícil acceso, donde se producen numerosas averías. Las obras consisten en la construcción de un nuevo tramo de canalización, de 900 metros de longitud, entre el punto de cruce de la carretera y la entrada del pueblo, en el margen derecho de la carretera. También incluye la construcción de una arqueta para alojar la reductora de presión de Tuñón, actualmente alojada en una caseta de propiedad particular. El presupuesto es de 17.559 euros, y el plazo, de un mes. Está prevista además la mejora de la captación de agua de Los Peñones, que abastece a la mayor parte del concejo, con la colocación de sistemas de filtrado, obra presupuestada en 6.656 euros.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa