Publicado el: 17 Ene 2017

Páramo da por muerto el parque natural de Las Ubiñas-La Mesa

Desarrollo Rural ejecuta la sentencia que tumbó el instrumento de gestión y anula el decreto de 2014 sobre ámbitos protegidos de la montaña central asturiana

Páramo, en Teverga

L. S. N./Santo Adriano

La parroquia rural de Páramo da por anulado el parque natural de Las Ubiñas-La Mesa, y así lo defenderá en los tribunales, tras el varapalo judicial que en julio tumbó el instrumento de gestión del espacio protegido, que afecta además a todo el ámbito de protección de la montaña central asturiana. La abogada que representa a la parroquia rural asturiana, Pilar Martínez, considera que hay jurisprudencia que avala que la declaración de parque natural decae si en el plazo de un año no se aprueban sus instrumentos de gestión. En el caso del parque de Las Ubiñas-la Mesa, los tribunales han anulado estos instrumentos de gestión en dos ocasiones. La última, en julio del año pasado, cuando declararon nulo el decreto que declaraba Zonas de Especial Conservación Aller-Lena, Caldoveiro, Montovo-La Mesa, Peña Manteca Genestaza, Valgrande, además del parque natural de Las Ubiñas-La Mesa.


La consejería de Desarrollo Rural ha ejecutado ya la sentencia, y anulado el polémico decreto, que se aprobó en diciembre de 2014 pero que, según el fallo judicial ya firme, carecía de la obligatoria memoria económica. «La memoria económica del instrumento de gestión era un mero título. No se garantizaba el pago de indemnizaciones a los propietarios afectados por la declaración del parque natural, y así lo entendió el TSJA», señala la abogada, que representa a la parroquia rural de Páramo, en nombre de su presidente, Ángel Lagar Patallo. Ahora, la consejería puede optar por impulsar otro instrumento de gestión que subsane los defectos detectados por el TSJA, aunque en ese caso Páramo defenderá que la declaración de parque natural ya no está vigente, pues ha transcurrido más de un año desde su declaración y sigue careciendo de instrumento de gestión, según señala la letrada de la parroquia rural tevergana.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa