Publicado el: 24 Ene 2017

El Principado reserva 670.000 euros para luchar contra la contaminación

La consejera de Medio Ambiente propone definir un protocolo, consensuado con ayuntamientos, empresas y Gobierno central, para controlar las emisiones

Belén Fernández mantuvo una reunión con 16 ayuntamientos del área central, entre ellos el de Oviedo

Un momento de la reunión de la consejería con los 16 municipios del área central

Redacción/Santo Adriano

La consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, ha propuesto hoy a dieciséis ayuntamientos del área central de Asturias adoptar medidas específicas para prevenir y combatir la contaminación, especialmente ante aquellas situaciones meteorológicas que dificultan que las partículas se dispersen con normalidad en la atmósfera. Los ayuntamientos implicados son los de Oviedo (que tiene un problema de calidad del aire en Trubia, además de en algunos barrios como Ventanielles), Noreña, Siero, Ribera de Arriba,  Llanera, Morcín, Gijón, Carreño, Avilés, Gozón, Corvera, Castrillón, Mieres, Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Lena.

 Belén Fernández, que ha estado acompañada por el presidente de la Federación Asturiana de Concejos, Ignacio García Palacios, y por los directores generales de Prevención y Control Ambiental, Elena Marañón, y de Calidad Ambiental, Manuel Gutiérrez, ha incidido en que la multiplicidad de causas que afectan a la calidad del aire –desde la industria, al tráfico o las calefacciones- obliga a que todas las administraciones, empresas y ciudadanos se impliquen en el reto de mejorarla.

La consejera se ha mostrado partidaria de definir en un protocolo las actuaciones que los municipios, con la colaboración del Principado y de la Delegación de Gobierno de Asturias, deberían poner en marcha cuando los valores de los contaminantes comiencen a ascender o las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología apunten en ese sentido.

 De este modo, ha explicado que si los ayuntamientos respaldan la iniciativa del Principado podría constituirse una mesa de trabajo que estudie las medidas que se deben aplicar y quién tiene que aplicarlas para evitar solapamientos y duplicidades. “Todos debemos hacer esfuerzos, sentirnos partícipes y saber que podemos contribuir a ese loable objetivo que es sinónimo de salud”, ha valorado.

En caso de aprobarse, dicho protocolo podría reemplazar a los que actualmente incluyen los planes de calidad del aire que se pusieron en marcha en 2014 para Gijón y la denominada Asturias Central (Avilés y Castrillón) y cuya revisión se presentará en ambas localidades esta misma semana, en unas reuniones en las que se dará cuenta, asimismo, de la evolución de la calidad del aire en Asturias en 2016.

La consejera también ha anunciado que la ley de crédito extraordinario que el Gobierno de Asturias llevará a la Junta General destina en torno a 670.000 euros a inversiones para realizar estudios de caracterización de partículas y otros contaminantes. Se reforzará además la información, con paneles sobre el estado del aire en el área central, y la vigilancia, con nuevos equipos de medición, unidades móviles y dispositivos de videovigilancia para controlar las instalaciones industriales y adoptar las medidas procedentes.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa