Publicado el: 27 Ene 2017

[Desde la Ría de Miranda] Carta abierta a doña Esperanza

Por José Mauel R. ANTOMIL

Muy señora mía (por llamarla de alguna manera):
Estamos acostumbrados a sus salidas de tono cuándo hace referencia a la ciudadanía, pero creo que en esta ocasión se pasó tres pueblos o quizás alguno más. Dice usted que con los sueldos de los políticos, es normal que ella, Doña Soraya, haya aparcado en doble fila para ir a un Primark. Lo de aparcar en doble fila nos costaría a cualquier ciudadano de a pie unos 200€, más la retirada del vehículo por parte de la grúa; pero claro, usted está acostumbrada a pasarse por el arco de triunfo las normas de circulación.



Pero esto es pecata minuta comparable a la referencia que hace a los sueldos de los políticos. Cualquier diputadillo, aunque solo vaya a dormir al congreso, ronda los 6.000€ “casi lo que cobra un obrero normal en este país”. Esta, su mención de los sueldos de los políticos, es un ataque al intelecto de la ciudadanía y raya la provocación, sabedora usted del adormecimiento que padece la sociedad. Pero ojo, esas provocaciones en algún momento pueden ser la chispa que encienda el fuego, del estallido social, que de seguir así las cosas más pronto que tarde sucederá.
¿Sabe usted doña Esperanza que la gran mayoría de españoles vive con menos de 800€ al mes?.
¿Sabe usted doña Esperanza en este país hay cinco millones de personas que aún trabajando no ganan lo suficiente para comer?.
¿Sabe usted doña Esperanza, que varias personas se han suicidado por haberlas desahuciado de sus viviendas?
¿Sabe usted doña Esperanza, que a miles de españoles se les corta la luz por no poder pagarla? .
Mire usted, le aconsejo que sea más recatada en sus declaraciones, pues el pueblo está siendo pisoteado por ustedes los políticos, y a lo mejor, un día estallamos y los ponemos donde tienen que estar: en la calle.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa