Publicado el: 28 Ene 2017

El consejero de Cultura asiste a la reinauguración de Santo Adriano

El templo prerrománico reabre mañana sus puertas tras la restauración de sus frescos con una misa de gaita

Se mostrarán por primera vez los murales recuperados y se organizará la actividad ‘Arte, Vida y Cultura en la Edad Media»

La restauración del testero, financiada por el Ministerio de Cultura, fue realizada por la empresa Tracer y tuvo un presupuesto de 60.000 euros

L. S. N. / Santo Adriano

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, ha confirmado su asistencia al acto de conmemoración del 1.126 aniversario de la iglesia de Santo Adriano de Tuñón y el fin de las obras de restauración de sus pinturas murales, junto a él asistirá también la directora general de Patrimonio Cultural, Otilia Requejo.  También acudirá una representación del Arzobispado de Oviedo así como el alcalde de la localidad, Jesús Muñiz. 

El templo prerrománico de Santo Adriano de Tuñón reabrirá mañana por la tarde sus puertas tras la restauración de sus pinturas murales con una misa de gaita. La reapertura del templo, que mostrará por primera vez sus murales recuperados, se hará con la actividad “Arte, vida y cultura en la Edad Media”, organizada por el ecomuséu La Ponte y la parroquia de Tuñón, en colaboración con la Fundación Valdés Salas. El programa, abierto a todos los interesados, comenzará a las 16,00 horas, con una recepción a la entrada del templo. A las 16,30 habrá una visita guiada a las pinturas murales, en la que se explicarán las labores de restauración, para culminar con una misa de gaita, con Llorián García Flórez a la gaita, y Mari Luz Cristóbal Caunedo a la voz. Los organizadores han elegido este formato litúrgico por su honda tradición en Asturias, de más de cuatro siglos, un patrimonio inmaterial asturiano que fue declarado Bien de Interés Cultural en 2014.


La restauración de las pinturas murales del testero de Santo Adriano de Tuñón fue promovida por el Instituto del Patrimonio Cultural de España, ha supuesto una inversión de 62.045,29 € y ha durado seis meses. El templo fue fundado por el rey Alfonso III el Magno y su esposa Jimena y consagrado en el año 891. En 1118, la iglesia fue de nuevo consagrada, conservándose una lápida en la nave con la inscripción de la dedicación y debajo una sorprendente pintura figurativa de un caballero con cota de malla sobre un caballo, que gracias a esta intervención se ha podido definir mejor sus contornos, descubriendo desconocidos detalles decorativos. En su triple cabecera se sitúan las capillas de planta rectangular con bóveda de cañón, siendo la central la que toma protagonismo por conservar las pinturas murales prerrománicas datadas en el siglo IX. Su singular iconografía se basa en cenefas vegetales, círculos concéntricos y frisos de almenas,  destacando en el centro del testero el sol y la luna radiante y, en los muros laterales, unas cruces procesionales. Aunque su paleta cromática es reducida, son consideradas únicas en el prerrománico asturiano por el emplear repertorios andalusíes. La restauración ha sido ejecutada por la empresa madrileña Tracer.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa