Publicado el: 07 Mar 2017

Belmonte de Miranda encabeza el despoblamiento de Asturias

Sólo Pesoz tiene menor crecimiento que el concejo belmontino, según un estudio de Sadei

Santo Adriano es el único de los 78 municipios asturianos que no registra pérdida natural de población

Un grupo de niños en el colegio de Belmonte de Miranda

Redacción / Grado

Belmonte de Miranda está a la cabeza del problema del despoblamiento de Asturias. El saldo negativo de población del concejo fue del 26,8 por cada mil habitantes, 20 puntos más en pérdida de población que la media regional, que es de 6,8. Son los datos recogidos en un estudio de Sadei para 2015, que coloca a este concejo asturiano entre los tres que más población han perdido, junto a Pesoz y San Martín de Oscos. En el otro extremo de la balanza está el pequeño municipio de Santo Adriano, también de la comarca del Camín Real de la Mesa, que es único concejo que no registra pérdida natural de población, de los 78 de la región, con un 0 por ciento de tasa de crecimiento vegetativo, es decir, no registró, en el año analizado, más muertes que nacimientos.

Según el informe difundido ayer por Sadei, Asturias registró en 2015 el peor saldo vegetativo de su historia (-6,8 por cada mil habitantes), ya que murieron 7.095 personas más de las que nacieron.

En Belmonte de Miranda, las cifras son modestas pero, en porcentaje, demoledoras. En el año analizado, murieron 46 personas en el concejo, y sólo hubo dos nacimientos. El siguiente municipio de la comarca en saldo vegetativo negativo es Teverga, que ocupa el puesto 66 entre los 78 municipios asturianos, con una tasa de 16,97 por cada mil habitantes, diez puntos por encima de la media regional. En 2015, en Teverga murieron 41 personas, y nacieron 11. Candamo y Somiedo le siguen en el ranking difundido por Sadei, siempre analizando los datos de la comarca del Camín Real. En el caso de Candamo, ocupa el puesto 58, con una tasa negativa de 14,11 por mil habitantes (39 fallecimientos y diez nacidos vivos), mientras que Somiedo se sitúa en el puesto 57, con 13,81 (24 fallecidos, y siete nacimientos).

Yernes y Tameza está en un puesto ligeramente mejor, el número 54 de la lista, con un saldo negativo de 12,58. En el concejo no nació nadie en 2015, y murieron dos personas. Grado ocupa el puesto número 49, con un saldo negativo de 11,83 por mil habitantes, también una tasa que se sitúa por encima de la media regional. Murieron en el concejo 191 personas, y nacieron 69.  Las Regueras e Illas están en los puestos 39 y 38. El municipio reguerano tiene una tasa de crecimiento negativo de 10,86 (con 9 nacimientos y 30 fallecidos), mientras que en Illas la tasa es de -10,68 (14 fallecidos, 3 nacimientos). Proaza, en el puesto 52, tiene una tasa también por encima de los diez puntos (-10,18), con 12 fallecidos y 4 nacimientos. Mejor situado está Quirós, algunas décimas por encima de la media regional, con una tasa de -6,40. En números absolutos, el municipio registró 14 fallecimientos, y 6 nacidos vivos. En Santo Adriano, hubo un nacimiento y un nacido vivo, lo que le sitúa a la cabeza de Asturias, ya que no registra pérdida natural de población. En cuanto a Salas, ocupa el número 52 del ranking, con 96 fallecidos, y 31 nacimientos.



Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa