Publicado el: 07 Mar 2017

La incidencia de la tuberculosis bovina se redujo a la mitad en un año

Desarrollo Rural destaca que la prevalencia de la enfermedad es diez veces inferior a la media nacional

María Jesús Álvarez afirma que el estatus sanitario de la cabaña ganadera “es muy bueno y permite una mayor competitividad de las explotaciones”

Vacas en una feria ganadera de Quirós

Redacción/Grado

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, ha destacado hoy que el índice de prevalencia de la tuberculosis bovina en Asturias se redujo a casi la mitad en 2016 respecto al año anterior, al pasar del 0,28% al 0,16%.

Este considerable descenso, tras el leve repunte que se produjo en 2015, unido a la reciente declaración de Asturias como zona totalmente indemne a la brucelosis bovina, “indica que los programas se están desarrollando de forma adecuada”, ha afirmado la consejera.

La  titular de Desarrollo Rural ha añadido que el dato de incidencia “es muy bueno” si se relaciona con el del ámbito estatal, que en 2015 era del 2,81%, “por lo que Asturias se ha situado diez veces por debajo de la media”.

También ha precisado que se ha producido “un descenso en el municipio de Parres, donde el foco parece estar en vías de control y erradicación”.

Aunque el estatus sanitario de la cabaña ganadera es “muy bueno, lo que permite una mayor competitividad de las explotaciones”, la consejera ha subrayado la necesidad de continuar “en esta línea de control, vigilancia y erradicación, hasta conseguir bajar hasta el 0,1% y mantenerse durante seis años consecutivos por debajo de este porcentaje, que es el exigido para la declaración de la comunidad como oficialmente indemne de tuberculosis”.

Asturias está considerada región libre de brucelosis bovina por la Unión Europea desde el pasado mes de febrero y de brucelosis caprina y ovina desde 2013.



Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa