Publicado el: 09 Mar 2017

Veinticinco años sin ‘la hidro’

Hidroeléctrica de Trubia, creada en 1902 a orillas del Nalón, desapareció en abril de 1992

Restos actuales de la antigua central / Foto de Toño Huerta

Por Toño HUERTA

La hidro en la actualidad / Foto de Toño Huerta

En este año 2017 un importante y desconocido elemento del patrimonio trubieco, en este caso industrial, va a celebrar una doble efeméride. En el mes de julio se celebrarán 115 años de la constitución de la Hidroeléctrica de Trubia, conocida coloquialmente como “la hidro”; pero antes, en abril, será el 25 aniversario de su desaparición. Un ciclo vital de 90 años en la vida e historia de Trubia.
La Sociedad Anónima Hidroeléctrica del Trubia fue constituida el 12 de julio de 1902, construyéndose la pequeña central que hoy en día conocemos. En 1963 se integró en Hidroeléctrica del Cantábrico, convirtiéndose en filial de la misma y conservando su nombre. Y así permanecería hasta 1992, cuando en Junta General de Accionistas celebrada el 22 de abril de ese año, Hidroeléctrica del Cantábrico la absorbe, siendo extinguida la sociedad trubieca y pasando todo el patrimonio social al gigante eléctrico.


La central hidroeléctrica instalada en Soto tomaba sus aguas del río Nalón, estando situada en su orilla derecha. Aún hoy es visible el gran muro que ocupa toda la anchura del río y que servía para represar y desviar el agua hacia la captación, realizada mediante hormigón. Una compuerta metálica, aún visible, regulaba el caudal de agua que iba por el canal de hormigón hasta la central, volviendo a salir al río por un túnel. El edifico contaba con dos cuerpos de ladrillo, con cubierta a dos aguas cada uno de ellos y comunicados en el frente por un corredor de madera que discurría por encima del canal y donde estaban otras compuertas que regulaban el cauce que entraba a las turbinas. Anexo aún se mantiene el edifico del transformador.

Como indica el Anuario Estadístico de España de 1914, en toda Asturias existían 70 fábricas de electricidad, considerándose la de Trubia como de potencia media, con 400 HP (HP es “Caballo de Fuerza”, en inglés Horsepower, de ahí sus siglas; 1 HP equivale a 745,7 vatios). En 1924, según la Revista Industrial y Minera de Asturias, la Central Hidroeléctrica de Trubia contaba con dos turbinas «Francis» de 257 HP cada una, y otra de 130 HP de eje vertical, además de tres alternadores «Siemens» trifásicos, con una potencia total de 520 Kw. y 2.100 V. Tenía una línea a la Fábrica de Armas (cobre de 8mm.) y a diversos pueblos (cobre 2,5mm.), con 2.100 V. y una tensión de consumo de 120 V.

Central Hidroeléctrica de Trubia en 1910. Fedriani Hermanas ( Museu del Pueblu d’Asturies)

Además de la central de Soto, a mediados del siglo XX, con el permiso de la Fábrica de Armas al utilizar la captación de ésta, construyó un canal desde la presa del “machón” cuyas aguas movían las turbinas de otra pequeña central que levantó en el barrio de Quintana. De esa obra, actualmente se conserva el canal, conocido popularmente como “la canalina”, así como parte del edificio de la central, utilizado hoy en día como almacén por la empresa de distribución de bebidas de Julio Rodríguez –hace apenas un par de años se demolió el edificio del transformador –. También durante años, has su cierre, contó con oficinas en la calle Suárez Inclán.



Todo el conjunto está en estado ruinoso, con la cubierta hundida y graves daños que afectan a toda su estructura. Se hace preciso un estudio para conocer su estado real y las posibilidades de su rehabilitación, pues es parte de la memoria industrial de Trubia y un excelente ejemplo de una industria como la eléctrica. Desconocemos que tipo de maquinaria se encuentra en su interior, si es que se conserva alguna, dado el peligro que entraña acceder a las instalaciones. En cuanto a los archivos, estos se encuentran en el archivo general de Hidroeléctrica del Cantábrico; curiosamente, a pesar de ser tres empresas que nunca fueron fusionadas, el archivo donde se encuentra el fondo de la central trubieca recibe el nombre de “Archivo de Electras Reunidas del Centro y Oriente de Asturias (ERCOA), Electra Bedón e Hidroeléctrica de Trubia”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa