Publicado el: 10 Mar 2017

Santo Adriano será el ejemplo para recuperar el prerrománico

El consejero de Cultura dice que mantendrá la colaboración con el Estado para la recuperación de la pintura altomedieval

El Principado tiene previsto intervenir en el muro norte de la iglesia de Tuñón para corregir humedades

Restauración de las pinturas en la iglesia de Santo Adriano de Tuñón

Redacción / Grado

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, confirmó ayer en el pleno de la Junta General que su departamento tiene previstas y presupuestadas ocho intervenciones en el prerrománico asturiano para este año y tendrán a la iglesia de Santo Adriano de Tuñón como como modelo de gestión. Alonso afirmó que su departamento mantendrá, en su política respecto al prerrománico, el modelo de colaboración con la Administración del Estado “que tan buenos resultados ha dado recientemente en Santo Adriano de Tuñón”, donde el Principado asumió la restauración del edificio y el Ejecutivo central, la de sus pinturas murales.  Una de las principales actuaciones previstas es la restauración de la figura pictórica del Entronizado, en San Miguel de Lillo, aprobada el pasado diciembre por el Consejo de Patrimonio Cultural.


Alonso ha reiterado que el compromiso del Gobierno de Asturias con el prerrománico es “innegable y objeto de una atención preferente y prioritaria”, como lo demuestra el incremento presupuestario para los monumentos, que ha pasado de 60.000 a 250.000 euros. Además de en la pintura de San Miguel de Lillo, Cultura prevé intervenir en el muro norte de la iglesia de Santo Adriano de Tuñón con el objeto de corregir un problema de humedades.

En Santa María del Naranco, se procederá a un sellado de peldaños contra la fachada y a la colocación de pavimento en el descansillo, además de acometer la reparación y el drenaje del espacio próximo al edificio. En cuanto a San Salvador de Valdediós, se mejorará la cubierta de la iglesia y se iniciarán los estudios previos para la intervención en las pinturas.


También se llevará a cabo la monitorización de los edificios con pinturas murales, es decir San Miguel de Lillo, San Julián de los Prados (o Santullano), y Santo Adriano de Tuñón. Finalmente, se acometerá el tratamiento de limpieza de sillares en la Foncalada.

El consejero ha señalado también, refiriéndose a actuaciones adicionales, que, en caso de aprobarse la ley de crédito extraordinario, se pondrá en marcha un proyecto para el tratamiento del vial que conecta Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa