Publicado el: 11 Mar 2017

Las Regueras premia a la abuela de McDonalds y a una joven madre «por su valentía»

El concejo celebró el Día de la Mujer con un animado debate sobre la violencia de género, un cortometraje y los comprometidos versos de Vita López

Patricia Pérez-Puchal, Maribel Méndez, Maruja Suárez y María Asunción Arias/ Foto Esther Martínez

Redacción/Grado

Maruja Suárez Tamargo, la abuela reguerana que diseñó una hamburguesa con chorizo nada menos que para McDonalds, y Patricia Pérez-Puchal, una joven trabajadora con tres hijos, son las dos mujeres del año de Las Regueras. El Ayuntamiento decidió distinguir a Maruja por haber llevado el nombre del concejo a todo el país, y a Patricia por su valentía y el ejemplo que da su familia: tiene tres hijos, el segundo de ellos con una discapacidad, y ha roto con los roles de género, ya que su marido, Alfredo, es el cuidador principal de los pequeños. Las dos recibieron el premio de manos de la alcaldesa, Maribel Méndez. «Maruja ha colocado al concejo más allá de las fronteras de Asturias, y eso es de premio. Y Patricia es un ejemplo de valentía y decisión. La conocimos haciendo prácticas de un módulo que estaba estudiando. Tenía ya dos hijos, uno con una discapacidad, y cuando nos dijo que iba a por el tercero, a la vez trabajando, nos pareció  increíble. Son una familia de premio, porque además el que se ha encargado principalmente de los niños es él», destacó la alcaldesa. Para Maruja, el premio fue toda una sorpresa: estuvo a punto de no acudir por tener algo de gripe, pero finalmente se animó. Entre el público estaba su nieta, la que la apuntó al concurso que la convirtió en la abuela asturiana de las hamburguesas. Patricia destacó la emoción que le supone recibir el premio en un concejo que es el de sus antepasados, ya que viven en la casa que era de sus abuelos, «llena de recuerdos de mi infancia». La joven hizo una reflexión sobre las dificultades que impone la sociedad actual para la crianza de los hijos. «Nos obligan a dejarlos muy pronto, a separarnos, y algún día, como sociedad, vamos a pagar por ese error un alto precio». En su caso, las tareas de cuidado las ejerce, principalmente, su pareja, que se dedicó en exclusiva a la crianza y ahora, que son algo mayores, ha empezado a trabajar a media jornada. «Le damos el premio a Patricia, pero él también lo merece. Es un premio a toda la familia», aseguró la alcaldesa, que hizo la entrega acompañada de la concejala de Servicios Sociales, María Asunción Arias.

Lucía S. Naveros, María Asunción Arias, Maribel Méndez, Laura Díez Prieto y Vita López/ Foto Esther Martínez

La entrega de premios se celebró en la Casa de Cultura, abarrotada de público tras un animado debate sobre la violencia que sufren las mujeres. El coloquio tuvo como punto de partida el cortometraje «Roj016», de Carolina Lasheras, que no pudo estar presente y fue sustituida por Laura Díez Prieto, presidenta de la Asociación 13 Rosas, Se trata de una película que aborda el aislamiento y el deterioro que supone el maltrato psicológico y las conductas de control en la pareja para una joven. Díaz Prieto destacó el uso simbólico de la luz y el color para transmitir la evolución psicológica de una muchacha sometida a una relación de control.

Lucía Suárez Naveros, periodista y directora de La Voz del Trubia digital, autora de «Carmela ya no vive aquí», un estudio sobre la evolución de las mujeres en España en los últimos 150 años, abrió el debate destacando que pese a que el pasado mes de febrero fue asesinada una mujer cada tres días en España, la violencia machista ocupa el puesto número 19 en las preocupaciones de los ciudadanos, según la encuesta del CIS de ese mismo mes. Las raíces culturales de esta violencia, el sexismo en los medios o fenómenos masivos como la pornografía misógina on line, fueron algunos de los asuntos que se suscitaron durante el debate. La poeta Vita López puso el contrapunto a la sesión, con la lectura de varios poemas, algunos muy duros y comprometidos, sobre las vivencias de las mujeres en situación de maltrato.

Entre el público, la asociación de mujeres de Villayón, de donde es Vita López, que mantiene una fuerte relación de hermandad con las mujeres regueranas. La asociación de mujeres «El Orbayu», de Las Regueras puso fin al acto, obsequiando a los asistentes con bizcocho y chocolate.




Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa