Publicado el: 18 Mar 2017

El patrimonio etnográfico de Belmonte, en peligro

Los vecinos de este concejo piden medidas urgentes al Principado contra el abandono de hórreos, casas, paneras y otros elementos en muchos pueblos

Una panera en ruinas en Belmonte / Foto Julio Cabal

Julio Cabal / Belmonte de Miranda

En el concejo de Belmonte de Miranda hay numerosas edificaciones, (casas, hórreos, paneras, etc…) que por la falta de mantenimiento a lo largo de los años se están convirtiendo en un problema serio para muchos vecinos debido a los peligros que generan, como puede ser el derrumbe, la suciedad, ratas, etc, además de la mala imagen que se da al entorno.
Se trata, en muchos casos, de inmuebles que llevan años abandonados por el fallecimiento de sus propietarios y los herederos no ven viable económicamente arreglarlo o derruirlo. En otros casos se desconoce su actual heredero.



Los vecinos piden que se abran expedientes al respecto sobre estas edificaciones que en algunos casos son graves y obliguen a sus propietarios a su arreglo o derrumbe y en caso contrario se tomen las medidas al respecto contra los responsables.
Estas edificaciones suponen un riesgo añadido para los vecinos o viandantes de la zona, ya que la caída de cascotes, tejas u otros elementos deteriorados suele ser frecuente y podrían causar daños personales, además de generar roedores, insectos e incluso culebras que campan a sus anchas por ellos.
Los vecinos entienden que los expedientes suponen un largo proceso de papeleo que tampoco asegura el derribo por parte de los dueños por lo que los ayuntamientos tienen que hacer frente a ello y repercutirle los gastos derivados de la demolición, que en algunos casos estos se negarán a pagar. La Asociación de Vecinos pide al Principado de Asturias una partida económica para asumir los gastos hasta que puedan cobrarlos o quedarse con las propiedades.
Las personas que tienen cerca estos edificios son los que más tienen que soportar los problemas que generan y piden soluciones urgentes.


Son numerosas las edificaciones en el concejo en un estado lamentable. Por ejemplo, en la zona conocida como Calle Alta hay una panera en un estado de abandono y a punto de derrumbarse y además con riesgo para viandantes por encontrarse un camino de paso, como se aprecia en las fotografía. Ya se desprendió parte de la misma, por lo que es un peligro para los vecinos que pasan a diario por dicha zona, donde algunos se preguntan, “¿si hay un accidente quien es el responsable?”
Algunos vecinos también protestan por el abandono de terrenos en las zonas pobladas.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa