Publicado el: 21 Mar 2017

Alarma por la polilla de la patata, tras aparecer un brote en Gijón

La plaga se detecta por primera vez fuera del concejos del Occidente

Técnicos de la consejería han procedido a la retirada y destrucción de 67,3 kilos de tubérculo infectado

Una patata infectada

Redacción/Grado

Alarma por la polilla de la patata: por primera vez se ha detectado su presencia en un concejo asturiano del centro, lejos del occidente y de los concejos considerados «tampón». La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha detectado en Gijón patatas afectadas por la Tecia Solanivora, conocida popularmente como polilla guatemalteca. Según informa el Principado, que se ha comprometido a mantener una total transparencia en la evolución de esta plaga, «un agricultor de la zona rural de Monteana, limítrofe con Carreño, se puso en contacto ayer con este departamento al sospechar que guardaba patata que podría estar infectada por la plaga. Técnicos de la consejería se desplazaron hasta la vivienda y confirmaron que había 67,3 kilos de tubérculo afectado almacenados. Inmediatamente se procedió a su retirada y destrucción».

«Este hecho refleja la necesidad de adoptar medidas adicionales para luchar contra la plaga en Gijón. Para ello, se trampeará el concejo con el propósito de determinar si la presencia confirmada de la polilla responde a un brote aislado o si, por el contrario, está extendida por el municipio. Adicionalmente, se ampliará el área de muestreo incluyendo varios concejos costeros. Con este propósito, el Principado ampliará la resolución de 13 de marzo en la que se concretaba el Programa Nacional de Control y Erradicación de Tecia Solanivora para la comunidad«, añade la consejería, que pone el foco en los almacenes y depósitos particulares, por lo que insta a la población cualquier sospecha.

Comentarios:
  1. Raúl dice:

    Lo que no dice ningún burocráta ni periodista que se informe medianamente bien, es que la polilla solo se expande a nivel del mar. Lo demás es alarmar a la gente innecesariamente.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa