Publicado el: 27 Mar 2017

Fapas vincula los nuevos incendios a las subvenciones de la PAC

La organización conservacionista dispone de más de un centenar de cámaras automáticas por los montes asturianos, que han servido en numerosas ocasiones para localizar cazadores furtivos o pirómanos

Uno de los equipos de la organización conservacionista permitió al Seprona detener al presunto autor de la quema de una zona osera de Somiedo

Un miembro del Fapas coloca una cámara para detectar daños de la fauna a la ganadería / Foto Fapas

Redacción / Grado

La organización conservacionista FAPAS expresa en su web su satisfacción por la detención del presunto autor de un incendio en el parque natural de Somiedo, en una zona osera, gracias a una de sus cámaras. Este colectivo dispone de más de un centenar de cámaras utilizadas en el seguimiento de la población de oso pardo en la Cordillera Cantábrica, «pero que en ocasiones detectan delitos contra el medio ambiente». De hecho en otras ocasiones estas mismas cámaras sirvieron para localizar a varios cazadores furtivos encapuchados. «Esta vez, una de las cámaras del Fapas capta la imagen del individuo que de manera sospechosa pasa a altas horas de la madrugada por el lugar donde minutos más tarde se produce el fuego».

Se trata de más de 100 cámaras automáticas, una «una herramienta de trabajo excepcional para conocer mejor a la población de osos que se recupera en áreas como el Occidente de la cordillera, donde la población aumenta, pero donde también continúa sometida a factores de riesgo».

Esta organización pone el punto de mira de los últimos incendios en el sector ganadero: «Este año, una vez más, la oleada de incendios se ha producido en Asturias, unos 250 en tan solo dos días. Incendios con una intencionalidad clara, hacer daño, «limpiar» monte para favorecer el pasto, aumentar superficie para cobrar más subvenciones. En definitiva, una lacra que está siendo consentida institucional y políticamente y que tiene como principal punto de origen al mundo ganadero». La nueva Política Agraria Común (PAC) favorece con mayores subvenciones a los ganaderos con mayores pastos,

Fapas critica que los ganaderos cobren subvenciones «que no las cobra ningún ciudadano, que se compromete a preservar el medio ambiente y no lo hace y que reduce a cenizas el patrimonio natural del resto de los ciudadanos españoles».

Se lamentan de que la última oleada de incendios haya afectado al Parque Natural de Somiedo, Reserva de la Biosfera, «que calcina una de las mejores áreas oseras. Un lugar de alimentación de los osos. Una zona desde la que se veían los osos con gran facilidad. Incluso estaba previsto montar en esa zona un mirador de avistamiento de osos. Ahora, todo está negro. Esperemos que la justicia también vista de negro a quienes provocan estos incendios.»

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa