Publicado el: 28 Mar 2017

El Ayuntamiento establece un precio reducido de agua para 230 locales de Grado

El equipo de gobierno reduce la tarifa mínima a 30 metros cúbicos al pequeño comercio, un tramo intermedio entre el consumo doméstico y el industrial

Centro de Grado

Redacción/Grado

El pequeño comercio de Grado dispondrá de una nueva tarifa de agua, intermedia entre la doméstica y la industrial. Así lo ha negociado el equipo de gobierno de IU con la concesionaria del servicio, Aqualia, después de que un centenar de comerciantes que seguían pagando precios de consumo doméstico alertaran de que la empresa había comenzado una regularización de tarifas, aplicándoles la industrial, lo que en la práctica incrementaba la factura a un sector ya muy castigado por la crisis.

La nueva tarifa afectará a unos 230 comercios, que pagarán un consumo mínimo de 30 metros cúbicos, cuando según la ordenanza actual deben pagar la tarifa industrial, de 45 metros cúbicos de consumo mínimo.

El equipo de gobierno considera que el sistema de tarifas del agua «es injusta», ya que aplica consumos mínimos muy alejados de la realidad, por lo que negociaron con la empresa este tramo intermedio, que no afectará a grandes consumidores, como establecimientos industriales o de hostelería.

«El Ayuntamiento quiere solucionar la situación que atraviesa el pequeño comercio moscón con los recibos del agua y para ello llevara al próximo pleno una nueva tarifa comercial, para que no haga tan gravoso esta tasa al pequeño comercio local , la cual nos parece injusta , por lo que someteremos a aprobación una nueva. Cuando el servicio dependía del ayuntamiento como un servicio público municipal más, a los comercios se aplicaba la tarifa domiciliaria, pero al privatizar el servicio de abastecimiento de agua, un engaño realizado con premeditación y alevosía,  sin llevarlo en el programa electoral ni el PP ni AIGRAS que fueron los culpables de esa situación, no contemplaron en los pliegos de adjudicación una tarifa comercial», critica el equipo de gobierno, que añade que aunque tiene potestad para bajar unilateralmente las tarifas, «si a causa de esa bajada la empresa ingresa menos, será el propio consistorio el que deberá pagar la diferencia; una medida que indirectamente repercutiría en el resto de la ciudadanía». Por ello, han optado por negociar esta tarifa intermedia, con el objetivo de «minimizar para el comercio local el grave error que supuso la privatización del servicio de agua».

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa