Publicado el: 28 Mar 2017

La Fiscalía pide 8 meses de cárcel para dos acusados de provocar un incendio en Báscones (Grado)

El Ministerio Público considera que hicieron una quema para regenerar pastos sin lpermiso y sin adoptar las mínimas medidas de seguridad

Imagen de un incendio forestal

Redacción/Grado

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la pena de 8 meses de cárcel para cada uno de los dos moscones acusados de provocar un incendio en las inmediaciones de Belandres (Báscones, Grado), en abril de 2015. En el juicio, que se celebrará mañana en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo, la Fiscalía defenderá que los dos acusados hicieron una quema para regenerar pastos en dos zonas separadas unos 20 metros entre sí, ambas en el paraje conocido como Castro San Julián, cercano a la localidad de Belandres (parroquia de Báscones, Grado), un entorno próximo a sus porpiedades donde pastaban sus ovejas. «Pero haciéndolo sin adoptar las más elementales precauciones tendentes a apagar el mismo, sin estar en posesión de la preceptiva licencia para quemas, sin amontonar previamente los restos cortados a una distancia superior a 12 metros del inicio de los límites del monte, así como sin dar aviso previo al 112, guardería civil o guardería natural, desentendiéndose del mismo,  por lo que  el fuego se propagó por el monte y parcelas cercanas», señala el escrito de la Fiscalía. Las llamas afectaron a un total de 16 parcelas rústicas, con un total de 2,77 hectáreas, de las que 0,2 lo fueron de arbolado y 2,57 de zona de matorral, con tojo, zarzaparrilla, zarza, helecho y herbáceas, además de numerosos arbustos, principalmente aladierno y espino negro. Fue necesaria además la intervención de un helicóptero, por lo que apagar el incendio le costó a las arcas públicas 4.641,45 euros. El coste medioambiental se valora en 956 euros.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de incendio forestal cometido por imprudencia grave y solicita que se condene a cada uno de los acusados a 8 meses de prisión y 8 meses de multa a razón de 12 euros al día, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, abono de las costas procesales y pago de una indemnización de 4.641,45 euros al Sepa por los gastos de extinción y de otra de 956 euros al Principado de Asturias por los perjuicios medioambientales causados. Además, se solicita que indemnicen a los propietarios de las parcelas afectadas que no hubieran renunciado a ello expresamente por el valor de los daños provocados.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa