Publicado el: 30 Mar 2017

Los buitres matan a un potro recién nacido en Villamarín (Grado)

Un vecino que cercaba una finca cercana vio a la bandada, pero cuando la espantó era demasiado tarde

Estado en el que quedó el potrillo, que hemos difuminado por la dureza de la imagen

Redacción/Grado

Una bandada de buitres, «que daba miedo», atacó a una yegua y a su cría recién nacida en Villamarín de Salcedo, Grado, y acabó con la vida del potrillo. El ataque ocurrió  ayer, miércoles, a las once de la mañana. La alerta la dio un vecino del pueblo que estaba cercando una finca en las inmediaciones y vio bajar a la bandada de buitres a un prado en el que había una yegua. «Eran tantos que daban miedo», asegura el propietario del animal, el ganadero Joaquín Álvarez. «Avisaron a la guardería de Medio Rural, que certificó que había muerto por el ataque de buitres, porque casi estaba vivo cuando llegaron. No es la primera vez que pasa. Las yeguas pueden retrasar el parto para no parir de noche, por miedo al lobo, pero ahora están los buitres, que atacan de día. Huelen la sangre, bajan dos o tres y al poco rato está lleno. Acojona. Las yeguas no están acostumbradas a este depredador y no saben qué hacer, no se defienden, se dejan», lamenta el ganadero, que asegura estar «indignado». «Introdujeron a los buitres, que se alimentan con carroña. Pero ahora la consejería se lleva la carroña y ellos atacan lo que pueden, son animales y van a comer», afirma. Y asegura que la indemnización que le puedan dar por el potrillo no le compensa «para nada» el daño. La yegua, Cachorra, de raza mezclada y 8 años de edad, se encuentra en buen estado.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa