Publicado el: 06 Abr 2017

Desarrollo Rural destina 1,6 millones de euros para el Leader del Camín Real

El Gobierno asturiano aprueba para los once grupos de acción local un total de 15,7 millones

Las ayudas se destinan a tique de autónomo rural, modernización de explotaciones, explotaciones agroforestales y pequeñas industrias agroalimentarias, entre otras líneas de subvención

María Jesús Álvarez, consejera de Desarrollo Rural, esta mañana en la Junta General del Principado/ Foto de Armando Álvarez

Redacción/Grado

El Gobierno de Asturias ha autorizado un gasto de 15.743.030 euros para 2017, correspondiente a la segunda convocatoria de apoyo a iniciativas del programa Leader, que gestionarán once grupos de acción local. El Grupo de Desarrollo del Camín Real de la Mesa, que agrupa a los municipios de la comarca, recibirá 1,6 millones de euros, 600.000 euros más que el año pasado, de un plan que prevé destinar a impulsar proyectos en la región 70 millones hasta 2020.

 En esta convocatoria, los grupos recibirán las siguientes cantidades: Camín Real: 1.601.182 euros; Alto Nalón: 1.080.106 euros. Narcea-Muniellos: 1.319.548 euros. Bajo Nalón: 1.179.318 euros. Centro Asturias Periurbano: 685.409 euros. Comarca de la Sidra: 1.233.248 euros. Montaña Central: 1.633.923 euros. Navia-Porcía: 1.984.220 euros. Oriente Asturias: 2.044.420 euros. Oscos-Eo: 907.413 euros. Ese Entrecabos: 2.074.239 euros.

En la primera convocatoria, correspondiente a 2016, la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales destinó 6.951.666 euros a 203 proyectos. Las ayudas generaron una inversión de casi 16,2 millones. La mayor parte de la aportación económica se destinó a  emprendedores, que recibieron entre el 40% y el 100% de la inversión.   Del conjunto del gasto, el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader) aporta un 80%; la consejería, un 14%; y el Ministerio de Agricultura y Pesca, y Alimentación y Medio Ambiente, el 6% restante.  

Los grupos, que abarcan el 90% del territorio asturiano, gestionan tanto inversiones productivas como no productivas, dirigidas a empresas, entidades locales, e instituciones sin fines de lucro, al servicio del desarrollo rural. En las inversiones no productivas se incluyen acciones de formación, capacitación y dinamización del medio rural (actividades formativas no regladas, cursos, jornadas, demostraciones, talleres, presentaciones), así como otras actuaciones vinculadas a la mejora del patrimonio común y el desarrollo de inversiones generales, con especial atención a las que pueden tener repercusión e incidencia sobre la actividad productiva. Se trata, por ejemplo, de  inversiones en energías renovables y ahorro energético, mejora de banda ancha rural o  servicios básicos locales, incluidos ocio y cultura. También infraestructuras de uso público y turístico, rehabilitación y reconversión de edificios, relocalización de actividades y  mejora del mantenimiento y restauración del patrimonio natural y del paisaje. En las productivas, se incluyen todas las ayudas de modernización de explotaciones agrarias y ganaderas, con excepción de las de vacuno (que son directamente gestionadas por la consejería), y las ayudas a micropymes y pymes que desarrollen actividades ligadas a las industrias agroalimentarias. También están recogidas en este capítulo las subvenciones destinadas a empresas no agrarias, así como el ticket del autónomo rural, una línea específica, con ayudas de 25.000 euros, para personas que quieran instalarse en el medio rural y lleven al menos tres meses desempleadas. Los grupos gestionarán, además, las actuaciones de carácter agroforestal que compaginen la producción agraria, el aprovechamiento forestal y la conservación de los recursos naturales.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa