Publicado el: 11 Abr 2017

“La dura infancia”, en el Museo Etnográfico de Quirós

La muestra, del Museo del Pueblo d’Asturies, recoge imágenes del trabajo infantil en la región entre 1895 y 1971

Niñas trabajando en tareas agrícolas, una de las imágenes de “La dura infancia”

Beatriz Álvarez/Quirós

Durante este mes de abril y hasta el 28 de mayo el Museo Etnográfico de Quirós muestra la exposición fotográfica procedente del Museo del Pueblo d’Asturies (Gijón), sobre el trabajo infantil en Asturias entre los años 1895 y 1971.

Con el título de “La dura infancia. Fotografía y trabajo infantil en Asturias, 1895-1971” esta exposición presenta imágenes de niños y niñas trabajando tanto en el espacio urbano como en el rural para ayudar en el mantenimiento de las familias, muchas de ellas con más miembros de los que eran capaces de alimentar. Mientras en el campo niños y niñas siempre contribuyeron en las tareas agrícolas y el cuidado del ganado sacrificando en muchas ocasiones sus tareas escolares por echar una mano en la tierra, en el ámbito más urbano su presencia también fue habitual en trabajos como hacer tejas, aprendices en los talleres de costura o en las fábricas e incluso mucho más penosos como dentro de la mina. Aquellos chiquillos, que parecían adultos en cuerpos de niño y no asistían a la escuela o faltaban de las aulas durante días o meses para acudir al tajo, son los protagonistas de esta muestra que cuelga en la Sala de Exposiciones del MEQ. Las instantáneas tomadas por fotógrafos como Miguel Rojo Borbolla, Benjamín R. Membiela, Constantino Suárez, José Ramón Lueje, Valentín Vega, Julio León Costales o María Cátedra, proceden de los fondos de la Fototeca de Asturias.

La Fototeca de Asturias tiene se sede en la Casa de los Valdés y es la colección fotográfica del Muséu del Pueblu d’Asturies. Está integrada por archivos de fotógrafos profesionales y aficionados, colecciones familiares y fotografías sueltas realizadas por asturianos o foráneos que trabajaron en Asturias o tuvieron relación con ella. Desde 1992 hasta hoy, los fondos fotográficos del Muséu del Pueblu d’Asturies han venido creciendo y enriqueciéndose mediante compras, donaciones o depósitos realizados por los propios fotógrafos, sus familias o gracias a la colaboración de distintas personas, instituciones o empresas. Los cientos de miles de imágenes se encuentran distribuidos en fondos y colecciones y reflejan cómo eran los asturianos, su forma de vida, sus pueblos y ciudades y la evolución que la sociedad asturiana experimentó desde 1850 hasta nuestros días. Son la memoria gráfica indispensable para conocer nuestro pasado.

Para todos los públicos esta exposición temporal que recorre la vida en Asturias durante casi un siglo hará reflexionar a niños y mayores sobre los cambios de las circunstancias de vida de entonces a hoy. Se puede visitar de forma gratuita desde el 5 de abril hasta el 28 de mayo.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa