Publicado el: 14 Abr 2017

El secretario general de WWF España pasa la Semana Santa en Teverga

Juan Carlos del Olmo, que estuvo unos días en su casa de Villa de Sub (Páramo), explica que entre los principales proyectos de su organización conservacionista está el cambio de la PAC para que beneficie a la ganadería extensiva, como la asturiana

Juan Carlos del Olmo (izda.) junto a Ángel Lagar, en Páramo

F. Romero / Teverga

El secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo ha pasado unos días en Asturias, concretamente en Villa de Sub Páramo-Valle del Privilegio en donde desde hace seis años tiene una casa. Su mujer es asturiana y por eso “siempre que podemos nos escapamos de Madrid, entrando desde el Puerto de Ventana que sale a uno de los valles más bonitos de Asturias”, explica. Del Olmo tiene como vecino y amigo a Ángel Lagar, concejal del PP del Ayuntamiento de Teverga y presidente de la parroquia de Páramo, con quien se lleva bien “aunque discrepemos en muchas cosas”. Su relación con Lagar, responsable de una de las parroquias que han tumbado en los tribunales los instrumentos de gestión del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, le hace conocedor a fondo de este instrumento y por eso opina que la Administración no puede diseñar parques naturales sin tener en cuenta a los vecinos y ganaderos y sin hacer un estudio económico previo.

La relación entre el medio y el habitante es fundamental para el desarrollo rural, a juicio de del Olmo, que recuerda que su organización está inmersa en este momento en una campaña “el campo no es una fábrica, actúa” cuyo objetivo es cambiar la Política Agraria Común (PAC) y que los 58.000 millones de euros anuales que se destinan a apoyar, sobre todo a la ganadería intensiva, tengan un mejor uso. Por eso creen que debería dedicarse más inversión a la extensiva (la asturiana) de manera que el campo no se convierta en una fábrica “y se vacíe de gente y de vida”.  WWF dice que ahora hay una gran oportunidad para cambiar esta situación ya que la Comisión Europea ha iniciado un proceso para reforma la PAC, y ha abierto una consulta pública para preguntar a la sociedad cómo quiere que sea el futuro de esta política. Por eso están recogiendo firmas hasta el 2 de mayo “para que sepan que queremos un sistema agroalimentario que sea bueno para las personas, la naturaleza y la mayoría de agricultores y ganaderos”.

WWF España es, junto con Greenpeace, la organización ecologista más potente del país y cuenta con unos 45.000 socios y con implantación en el ámbito mundial. En Asturias WWF no tiene tanta presencia como en otras comunidades, aunque trabaja con cofradías de pescadores y sobre todo con estudios y proyectos marinos. Generan al año unos dos mil proyectos en todo el mundo (100 en España) que combinan intentando influir en todos los niveles en el ámbito de las decisiones políticas.

Para del Olmo lo que está ocurriendo en Asturias con el cambio en el paisaje, la pérdida de pastos y la muerte de la zona rural tiene mucho que ver con la PAC y las diferentes políticas europeas y por eso es un firme partidario de que la Administración, la gente del campo, sindicatos agrarios y la población en general se conciencien de la importancia de la vida rural.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa