Publicado el: 17 Abr 2017

[Mi casa asturiana] Decoración, reservas y sensaciones

Por Sara PELÁEZ

Alojamiento vacacional en Hundredrooms

Tras una Semana Santa de lleno total, nos preguntamos si la decoración, como transmisor de sensaciones, influye a la hora de reservar un alojamiento. A mí personalmente no me cabe ninguna duda de que un ambiente bien decorado resulta un factor decisivo a la hora de decantarse por una u otra opción de reserva y a Hundredrooms, el comparador online de alojamientos vacacionales, parece que tampoco.  

Según un estudio recientemente presentado por el comparador la decoración de los alojamientos turísticos más demandada por los usuarios cumple una serie de características como, entre otras, abundante luz natural, muebles confortables o toques rústicos, sí, esos que son tendencia, incluso en entornos urbanos.

En general los viajeros quieren novedad y distinción, pero también coherencia estética. Los espacios más demandados son aquellos que siguen una misma pauta visual, un criterio unificado; también aquellos que dan mayor sensación de limpieza y pulcritud.  Y es que la  armonía visual es muy importante para lograr también la armonía interior y, por tanto, una buena experiencia del viaje.

Si nos centramos exclusivamente en las zonas rurales vemos que, según el estudio de Escapada Rural, se valoran elementos muy similares.  Al parecer las mujeres son las que deciden y, a la hora de elegir, el público femenino da mucha importancia a aspectos intrínsecos del alojamiento como la limpieza (93,1%) y el confort (74,7%), seguidos de la valoración del paisaje (69,5 %).

Llegados a este punto nos pica la curiosidad, así que para profundizar aún más y ver lo que se cuece en nuestras casas, creo que deberíamos fijarnos en una figura que parece aglutinar todo lo comentado, la de las Casonas Asturianas.

Palacio Fernández Heres

¿Y en las Casonas Asturianas?

Seguramente recordaréis que  la marca Casonas Asturianas fue creada por el Principado allá por el año 1994 para diferenciar a un segmento de hoteles con encanto, que se distinguiría singularmente de sus competidores y apoyaría el liderazgo de Asturias como destino rural en el norte de España.

En sus veintitrés años de vida el Club, bajo su marca de calidad, ha ido agrupando cada vez más hoteles repartidos por toda la provincia, cuyos miembros están sometidos a un estricto control periódico para verificar que cumplen con los altos estándares fijados.  

Todos ellos reúnen una serie de características comunes, como belleza y tranquilidad del entorno, servicio esmerado, gestión profesional, calidad de equipamientos y singularidad arquitectónica, a menudo fruto de la cuidadosa restauración de antiguos palacios o casonas de herencia familiar.

En nuestra zona tenemos tres alojamientos que pertenecen al Club, el Palacio de Fernández Heres, en Rodiles (Grado), el Palacio Flórez-Estrada en la Pola de Somiedo y el Hotel Casa de la Veiga en Sama de Grado, cuya directora, Beatriz Pérez, es además Secretaria del Club de Calidad de Casonas Asturianas.

Todos ellos son edificios con historias apasionantes en los que sin duda nos detendremos en otro momento, pero hoy me he dirigido a sus dueños para preguntarles la importancia que, desde su punto de vista de hosteleros, creen que tiene la decoración a la hora de efectuar una reserva en sus establecimientos.

Marta Fernández, del Palacio de Fernández Heres, cree que sí tiene importancia, aunque quizá no tanto a la hora de reservar, porque el precio manda mucho, como a la hora de hacer del establecimiento un sitio acogedor al que apetezca volver.

Palacio Flórez Estrada

En ese aspecto coincide con la opinión de Manuel Galán, del Palacio Flórez-Estrada:

Es probable que, inicialmente, la decoración no sea un factor exclusivo para concretar una reserva aunque sí lo es la historia y singularidad del edificio que la alberga. En nuestro caso, no podemos hablar de decoración sin tener en cuenta el enclave y singularidad del edificio principal, cuya torre data del siglo XV y el edificio central del siglo XVIII. En mi opinión, se trata de mantener un equilibrio entre una decoración acorde al edificio singular sin renunciar a la incorporación de elementos decorativos más modernos y sin que eso signifique exclusividad, sino al contrario, se trate de un alojamiento inclusivo que tenga en cuenta las diferentes preferencias y sensibilidades de cada cliente. Sí es cierto que la decoración es un elemento que puede influir de alguna manera en la repetición de reservas o en la concreción de reservas directas de personas que visitan el edificio sin haber realizado una reserva previa. Es difícil cuantificar su influencia, pero pienso que está muy relacionada con el grado de satisfacción general que encuentra la persona viajera en nuestro enclave. No hay duda de que la decoración, asociada a la satisfacción general, tiene una influencia positiva en la repetición de reservasEl cuidado de los jardines es otro elemento singular y fundamental que, desde nuestro punto de vista, forma parte integral de la decoración del edificio. Es nuestra tarjeta de visita, la antesala al edificio singular, nuestro salón principal, y tratamos de que esté siempre en las mejores condiciones”.

Casa de la Veiga

Por su parte Beatriz Pérez, de la Casa de la Veiga, cree que lo que realmente busca un cliente al efectuar una reserva en su hotel es su emplazamiento como hotel rural con unos mínimos de calidad.  Nos cuenta que tras diez años de trabajo aún siguen decorando, ellos mismos, habitaciones y zonas comunes. Subraya que su establecimiento tiene una decoración sencilla comparada con otras casonas, pero cada una de ellas tiene su toque personal y en su caso se trataba de crear espacios amplios, luminosos, con un ambiente poco recargado que sus clientes agradecen y halagan.

De la decoración del Palacio de Fernández Heres también se ocupan ellos mismos. Cuando empezaron Marta tuvo que ceñirse a un presupuesto restringidísimo y, aunque no hizo un proyecto de interiores integral, se pasó horas y horas en la tienda de Muebles Abello en Grado, buscando inspiración.

Palacio Flórez Estrada

La ambientación de las instalaciones del Palacio de Flórez-Estrada, en la que también continúan trabajando de forma permanente, la lideró la madre de Manuel, que es la artífice del estilo actual.  

“No hubo ayuda profesional, nadie mejor que ella para realizarlo ya que es alguien que conoce el lugar y los elementos singulares y tiene mucha facilidad para la decoración. En mi caso, he incorporado elementos más modernos y coloristas en la decoración e incluido exposiciones temporales en el mismo edificio para darle mayor funcionalidad”

En definitiva, vemos que en nuestras Casonas prima una agradable decoración familiar, hecha por ellos mismos generalmente con presupuestos ajustados, y en continua mejora. Aunque no lo han cuantificado expresamente opinan que la decoración, asociada a la satisfacción general, tiene una influencia positiva en la repetición de reservas.

Para mí sin embargo, como cliente, la decoración resulta decisiva a la hora de reservar por primera vez. Si no me transmite las sensaciones adecuadas no cuenta. Quizá por eso, como Airbnb,  creo en la crucial importancia de una buena puesta en escena y unas atractivas imágenes que sepan difundir esas sensaciones a través de internet, hoy por hoy nuestra primera toma de contacto.  Y es que, no lo olvidemos, la primera impresión es la que cuenta.

Comentarios:
  1. Marga dice:

    Muy de acuerdo con la primera parte del artículo, pero citar la plataforma Airbnb, en la que se publican todo tipo de alojamientos sin control, tributacion y ningún control de calidad….. Al lado de casonas asturianas!!!!!!
    No me parece muy equitativo!!!

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa