Publicado el: 26 Abr 2017

La oposición acusa a IU de aplicar el rodillo para imponer una nueva subestación en Grado

Para el PP el convenio “no cuadra”, “la empresa acepta pagar de más, no sabemos a cambio de qué”

El PSOE critica que “se pone al Ayuntamiento al servicio de una empresa que no genera ninguna riqueza ni puestos de trabajo para el municipio”

Foro teme nuevas ampliaciones de la central eléctrica y reclama que el dinero se destine a bonificar el 100 por cien la luz a los vecinos del entorno

El Pleno del Ayuntamiento de Grado, en una imagen de archivo

L. S. N./Grado

La construcción de una nueva subestación eléctrica en Santa María de Grado ha levantado una fuerte polvareda política. Todos los grupos de la oposición municipal (PP, PSOE y Foro) votaron en contra del convenio, que salió adelante con la mayoría absoluta de IU. El acuerdo prevé la construcción de una central (“minisubestación”, en palabras de IU) de 600 metros cuadrados de superficie, en una nave blindada, que se ubicará en las inmediaciones de la central que ya está en funcionamiento, de Red Eléctrica Española. La nueva empresa, Saltos del Navia, pagará al Ayuntamiento moscón 225.000 euros, casi el doble de lo que le correspondería abonar por tasas y licencias, a cambio del compromiso municipal de agilizar y facilitar al máximo la tramitación.

Es este aspecto del convenio el que “no le cuadra” al portavoz del PP, José Ramón González. “La empresa acepta pagar de más, ya que los informes técnicos establecen que tendría que abonar unos 113.000 euros. Pero se compromete a desembolsar 225.000. ¿A cambio de qué?”, se pregunta González, que considera que no es aceptable que el convenio comprometa al Ayuntamiento a facilitar los informes favorables que la empresa requiera. “El Ayuntamiento se obliga a informar favorablemente. Los informes municipales serán favorables o no, según corresponda”, considera González, que destaca que su partido siempre estuvo en contra de la actual subestación eléctrica, cuya instalación levantó enorme polémica política, estando en la alcaldía José Sierra (IU). “Nos preguntamos dónde estará el límite, si hay previstas más ampliaciones. Porque está claro que esto se va a seguir ampliando, lenta o rápidamente”, señala el portavoz del PP. “Nosotros siempre consideramos un error la construcción de la subestación, e intentamos pararla, pero no pudimos porque IU, siendo alcalde José Sierra, había firmado un convenio que obligó al Ayuntamiento”, aseguró.

Plácido Rodríguez destaca que casquistas y socialistas votaron con Rey a favor de un acuerdo similar, “hay una doble vara de medir dependiendo de quién se lleva los dineros”

El portavoz del PSOE, Alfredo Varela, cuestiona la existencia del convenio en sí, ya que a juicio de los socialistas “pone al Ayuntamiento al servicio de una empresa distribuidora que no va a dejar ninguna riqueza en el municipio, ni creará ningún puesto de trabajo, ya que no es una empresa productora. Con este convenio, el Ayuntamiento irá de la mano de la empresa ante el resto de las Administraciones”. Varela considera que no está demostrado que Saltos del Navia vaya a pagar un plus al municipio respecto a las tasas y licencias. “Está sin cuantificar realmente qué obras va a tener que hacer, por ejemplo de ocupación de caminos públicos para el desmontaje del tendido de 112kV, así que se desconoce con rigor cuánto tendrá que pagar de tasas e impuestos. A nuestro juicio, la empresa debería haber seguido los trámites administrativos habituales, como cualquier otra que quiera impulsar un proyecto, no vemos justificada la necesidad de un convenio”.

Para la portavoz de Foro, Patricia Álvarez, “IU apoya con el rodillo de su mayoría absoluta la construcción de una segunda subestación eléctrica en Santa María de Grado, no contentos con la primera subestación que IU trajo a Grado en la época de Sierra. Y no sabemos cuánto más van a seguir creciendo estas instalaciones en nuestro concejo”, destaca Álvarez, que recuerda que en su momento otros concejos, como Oviedo o Las Regueras, rechazaron la subestación que finalmente Red Eléctrica sí pudo construir en Grado. Álvarez señala que Foro siempre mantuvo “un rechazo frontal” a la construcción de estas subestaciones eléctricas, y reclama a IU que revierta todo el dinero que se obtenga del convenio (225.000 euros) en compensar a los vecinos afectados, de los pueblos de Santa María, Llera y Barredo. “Para ello, hemos presentado una moción por urgencia en la que solicitamos que el importe de 225.000 euros que el Ayuntamiento se va a embolsar por la construcción de una segunda subestación que IU aprueba sin ningún remordimiento con su mayoría absoluta y toda la oposición en contra, se destine a bonificar el 100% de los recibos de la luz de todos los vecinos durante los próximos años hasta que se agote dicha cantidad. También exigimos que el importe del IAE y del IBI que el Ayuntamiento ingrese anualmente por las instalaciones de estas subestaciones, se destine íntegramente en forma de subvención a las Asociaciones de Vecinos de estos pueblos para que sean los propios vecinos quienes decidan en cada momento, en qué mejoras lo quieren invertir”. La moción contó con el respaldo de PSOE y PP, pero fue rechazada por IU. “No podemos esperar nada bueno de quienes dicen ser verdes y ecologistas y luego son los que traen las subestaciones eléctricas a nuestro concejo, o los mismos que presentan mociones en contra de las compañías eléctricas y la especulación y luego son ellos quienes pactan y especulan en connivencia con esas mismas compañías para instalar las subestaciones que ningún gobierno municipal quiso en su concejo. No hace falta ponerles adjetivos porque los hechos hablan por sí solos”, concluye la portavoz casquista.

El concejal de Cultura, Seguridad Ciudadana y Comunicación, Plácido Rodríguez, acusa por su parte a la oposición de rechazar el convenio para ahogar económicamente al gobierno de IU. “Hace no tanto, PSOE y Foro apoyaron un convenio similar con Red Eléctrica, que suponía unos ingresos de 200.000 euros”, en la época del anterior gobierno municipal. “Hay una doble vara de medir dependiendo de quién se lleva los dineros. No quieren que este gobierno disponga de remanente para invertir”, asegura el concejal. El edil defiende el nuevo convenio, ya que considera que no va a tener un grave impacto medioambiental en Santa María, por tratarse de una “minisubestación”, compacta y de interior, que estará en una nave blindada. “Su construcción permitirá desmantelar una línea de alta tensión que atraviesa Grado desde el oeste, así que sinceramente creo que el balance medioambiental, al final, es positivo para el concejo”. Rodríguez defiende que una parte del dinero del convenio revierta en los vecinos directamente afectados, “y el alcalde ha comprometido con los vecinos una serie de actuaciones”, pero considera que también debe retornar al conjunto del municipio.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa