Publicado el: 27 Abr 2017

Los ecologistas califican de “disparatado” el proyecto de una nueva subestación en Santa María

La Coordinadora Ecoloxista presenta alegaciones y recuerda que los terrenos en donde se ubicará están en suelo “no urbanizable y de interés agrario” y a menos de los 2.000 metros legales de algunos pueblos

La actual subestación de REE

Redacción / Grado

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha presentado alegaciones al trámite de consultas ambientales del proyecto de implantación para una nueva subestación de alta tensión de 132 KV  en en Santa María de Grado “que ya sufre los problemas de la subestación de San Marina que puso el pasado año Red Eléctrica (REE) a funcionar” y califica de “disparatado” el proyecto..

Además recuerda que los terrenos afectados por el Estudio de Implantación están clasificados por el vigente Plan General de Ordenación (PGO) de Grado, cuyo texto refundido fue publicado en el BOPA el 14 de noviembre de 2012, como suelo no urbanizable, en la categoría de interés agrario tipo 2. “El lugar donde se pretende instalar la subestación con una ocupación de 5.472 metros, contigua a la reciente estación de de 400 KV realizada por Red Eléctrica, sorprende que cuando se hizo esta no se previó estos nuevos transformadores lo que hubiera supuesto un menos impacto ambiental”, señalan en un comunicado.

Asimismo llaman la atención sobre la cercanía a los vecinos: “hay que recordar que los vecinos de Llera, Barredo y Santa María ya sufren la vecindad de numerosas instalaciones con sus impactos y molestias asociadas, como la actual subestación de 400 KV de Red Eléctrica, la autovía A-63 Oviedo– La Espina, la-Carretera nacional N-634, la presa de Santa Eulalia y embalse de Valduno sobre el río Nalón y la línea de FEVE C-7 entre Oviedo y San Esteban de Pravia, por lo que no parece de mucho sentido castigar más a estos vecinos con más infraestructuras que afecten a su calidad de vida ya muy afectada”.

Para la Coordinadora Ecoloxista lo más llamativo es que “de nuevo IU de Grado que gobierna en el Ayuntamiento haya apoyado el convenio para su instalación contra la opinión de toda la oposición, de la misma manera que hizo con la subestación existente  de Red Eléctrica cuando aceptó el emplazamiento que previamente habían rechazado varios Ayuntamientos anteriormente, como fueron los de Oviedo y las Regueras, ante las movilizaciones de sus vecinos, que no estaban dispuestos por dinero hipotecar su salud”.

Hay que recordar -añaden-  “que según el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas, aprobado por el Decreto 2414/1961 de 30 de noviembre,  la subestación de Grado es molesta y nociva.  Sigue vigente en Asturias por tanto  distancia mínima de 2.000 metros de industrias nocivas y contaminantes respecto de núcleos de población. En el entorno inmediato de la subestación proyectada se ubican entre las localidades de Barredo y Llera  (que quedarían a menos de 700 metros) y San Marina de Grado (que quedaría a menos de 1 Km.)”.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa