Publicado el: 28 Abr 2017

La escritora Leticia Sánchez Ruiz, en el club de lectura de Las Regueras

Compartió con los lectores regueranos su novela “Los libros luciérnaga”, y recibió un original regalo: una galleta gigante con la cubierta de su libro impresa

Los asistentes al club de lectura, con la autora/ Foto de Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/ Las Regueras

La escritora ovetense Leticia Sánchez Ruiz, compartió ayer su novela Los libros luciérnaga”, última lectura del Club de Lectura de la Biblioteca Pública de Las Regueras, con los miembros del mencionado club. Unos veinte lectores intercambiaron impresiones con la autora a la que tenían preparado un pequeño y original obsequio: una galleta gigante impresa con la cubierta de la novela.

La autora ganó en 2009 del IX Premio de Novela Emilio Alarcos por esta obra ambientada en “la vieja ciudad” que no es otra que el Oviedo de todos en el que los lectores reconocen rincones y personajes. El encuentro estuvo salpicado de anécdotas, y aunque Leticia confesó que se había inventado toda la novela a partir del dato real de incendio de la Biblioteca de la Universidad de Oviedo durante la Revolución de octubre de 1934, a medida que la gente iba leyendo, se producían distintas casualidades que no dejaban de sorprenderla. También hubo tiempo para hablar de El Gran Juego con el que ganó en 2011 el Premio Ateneo Joven de Sevilla de Novela y que cuenta la historia de una niña que crece en un bar, historia que también transcurre en “la vieja ciudad, sólo que está vez tiene mar.” Grande la Literatura que permite construir historias a medida, arte que Leticia cultiva desde que de niña le mandaron escribir un diario y descubrió que contar la realidad es muy aburrido y que la Literatura te permite construir una realidad propia, mágica y fantástica.

La bibliotecaria Esther Martínez, con la galleta gigante

Leticia Sánchez Ruiz, que hace poco tiempo se ha estrenado en la maternidad, contó a los lectores, en su mayoría mujeres, cómo es su rutina de trabajo. “No he dejado de escribir al ser madre. No me ha pasado como otros autores que dicen que dejan de escribir. Sí me ha cambiado la perspectiva en algunas cosas, de hecho he reescrito textos que ahora me parecen tonterías. Escribo menos y me levanto un poco más tarde, pero no he dejado de trabajar. Cuando estoy en pleno proceso creativo me levanto a las 4,00 y aprovecho las primeras horas del día cuando mi cerebro está más claro. Ahora me estoy levantando a las 6,00, pero a las 22,00 estoy frita”. A la pregunta de si tenía alguna manía contestó “todas, pero sólo confesaré la mitad.”

Muchas preguntas e interés y también mucho trabajo por parte de los lectores: una lista en Spotify con canciones de los autores que salen en la obra, una lista con las referencias cinematográficas, músicos y autores. Un personaje en el que reencarnarse, Bastián de “La Historia Interminable”; un libro que salvar de las llamas “Cien años de Soledad” de García Márquez; su pasión por Cortázar y sus cuentos; escritores modernos, músicos del siglo XX; la comunicación intergeneracional… Una tarde muy enriquecedora en el que la biblioteca se llenó con la luz de los libros luciérnagas. Pero qué son los libros luciérnagas “son los que sobreviven. Los que flotan en una inundación, los que quedan después de una catástrofe, los que resisten a una guerra, a un expolio, a un derrumbe, a la mano de un censor…, a cualquier cosa”.

El Club de Lectura de Las Regueras de la mano de su bibliotecaria Esther Martínez Alvarez es un auténtico centro dinamizador de la cultura en el concejo. Ayer comenzaban a preparar sus siguientes actividades: la ruta literaria de la Regenta en Oviedo de la mano del profesor Feli Suárez, así como distintos actos en torno a la XXXVIII Selmana de les Lletres Asturianes.

Comentarios:
  1. Bea la de Lola dice:

    Acudir por primera vez a un club de lectura no deja de sorprenderme. El trabajo personal de bibliotecaria y lectores y luego el colectivo. En este mundo en el que “cuánta menos información sepamos, mejor” encaja perfectamente aquella frase bíblica de “donde haya dos o más reunidos en mi nombre allí estaré” y sí, ayer en Les Regueres que, como bien lo vende Esther Martínez, tienen de todo, ayer estaba Doña Literatura en compañía de una de sus representantes Leticia Sánchez Ruiz. Gracias por hacer posible pequeños milagros, gracias por creer en la magia.

  2. Esther Martinez dice:

    El trabajo compartido y desinteresado de mucha gente , poco va dando sus frutos y cuando se aporta y se rema en la misma dirección aunque sea en barcos distintos se conquista la otra orilla.Aunque nadie crea en el altruismo…¡Existe!

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa