Publicado el: 05 May 2017

El PSOE achaca a «cuitas internas» la situación de la Mancomunidad

La Junta aprueba con los votos de la oposición pedir a la Sindicatura que fiscalice las cuentas del organismo

Los socialistas insisten en que las cuentas están «rendidas, presentadas y disponibles» y que lo que hay es un problema «entre los socios»

Sede de la Mancomunidad, en Caranga de Arriba (Proaza)

Redacción/ Grado

La Junta General del Principado pedirá a la Sindicatura de Cuentas que fiscalice las cuentas de la Mancomunidad de los Valles del Oso. Así lo aprobó esta mañana el Pleno del Parlamento regional, con el único voto en contra del PSOE. La diputada socialista Margarita Vega justificó la negativa de su partido porque las cuentas del organismo, dijo, están debidamente presentadas y fiscalizadas, año a año, sin que la Sindicatura haya detectado irregularidades. «Las cuentas están presentadas, rendidas y disponibles,  también las de 2015, cuando dejó de tener actividad, así que están fiscalizadas, sin que hayan recibido ningún informe negativo. Usted misma (dijo, en referencia a la diputada del PP Emma Ramos) ha tenido que remontarse a 2005 para encontrar una irregularidad, nada menos que aquel año se presentaron fuera de plazo», afirmó. «El problema de la Mancomunidad de los Valles del Oso no es de fiscalización, es de cuitas internas y de falta de acuerdo entre los socios. Ha habido nada menos que tres inventarios que no han convencido a los socios. Es un problema que no se resolverá con una fiscalización más. O llegan a un acuerdo, o dirimen sus problemas en los tribunales ordinarios, pero una fiscalización más no servirá para nada», considera la diputada socialista, que recriminó al PP que pretenda marcar la agenda de fiscalizaciones de la Sindicatura «cuando la propia ley que la regula, aprobada por esta Cámara, dota a este organismo de independencia para fijar su programa anual de fiscalizaciones».

La propuesta de fiscalización fue presentada por el PP con el apoyo de Foro. El diputado casquista Pedro de Rueda fue el encargado de abrir las intervenciones, que aseguró que su grupo es partidario de que se fiscalice en profundidad el organismo supramunicipal «para poner freno a la opacidad, que es la madre del clientelismo». Emma Ramos (PP) defendió que hay dudas razonables sobre la gestión de la Mancomunidad, que dedicaba destacó, más de la mitad de su presupuesto al pago de costes laborales, y señaló los problemas que han surgido con el inventario, con sospechas de la desaparición de varios vehículos. El objetivo es aclarar «la veracidad de las cuentas» y analizar el inventario del organismo, al que Teverga adeuda 42.000 euros que no pagará, aseguró la diputada, hasta que se aclare la gestión, lo que impide su liquidación.

El diputado de Ciudadanos Luiz Álvarez Bartolomé anunció su voto positivo a la propuesta, pero apostó por la supresión de municipios y fusión de ayuntamientos, para dar mejores servicios a los vecinos. «Las mancomunidades no funcionan por el mal del localismo. Y lo que quieren los vecinos es un buen servicio de Internet y servicios públicos de calidad», defendió. La diputada María José Miranda, de IU, expresó recelos por lo que considera una intromisión de la Junta en la autonomía municipal, y destacó que su grupo es firme defensor de las mancomunidades para mejorar la prestación de servicios públicos. Miranda, que destacó que fue el Ayuntamiento de Quirós el que decidió dejar el organismo supramunicipal, considera que sí es necesaria una auditoría, porque «no cuadra el inventario» y es necesario «aclarar qué ha pasado».

El diputado de Podemos Enrique López también expresó el respaldo de su grupo a las mancomunidades, cuyas dificultades achacó a la gestión «de los gobierno eternos del PSOE, el PRI asturiano», con tentaciones de convertir las instituciones «en refugio laboral». «Una auditoría siempre aportará más claridad y transparencia» a unos organismos que deberían servir para mejorar la prestación de servicios públicos.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa