Publicado el: 09 May 2017

El Parque de Las Ubiñas-La Mesa pierde 50 habitantes por año

Los directores de los espacios protegidos advierten que reformar los órganos de gestión para ampliar la representación puede crear duplicidades

El responsable del Parque de Somiedo propone fusionar la junta y el consejo rector para ampliar la representatividad

La mayoría del suelo de los espacios protegidos del Camín Real está en manos públicas o comunales

Un momento de la intervención de hoy de Luis Fernando Alonso

F. Romero / Oviedo

La comisión de Desarrollo Rural y Recursos Naturales de la Junta General del Principado contó hoy, entre otros, con la presencia de los directores de los parques naturales de Somiedo y Las Ubiñas-La Mesa. En su comparecencia, Jaime Gordo, responsable del espacio de Las Ubiñas-La Mesa hizo público un dato importante y preocupante: el Parque pierde al año una media de 50 personas por diversas razones, aunque fundamentalmente por el envejecimiento de la población y por la escasa rentabilidad de las explotaciones agrarias y tradicionales.

La comparecencia informativa tenía  relación con la Proposición de Ley de modificación de la Ley del Principado de Asturias 5/91, de 5 de abril, de Protección de Espacios Naturales del Principado de Asturias, en el sentido de modificar sus órganos rectores, dando cabida en los mismos a los propietarios privados de derechos del Parque. A este respecto, en los dos parques de la comarca éste no es un problema importante, dado que la mayoría de la superficie es de propiedad pública o comunal. Así en Las Ubiñas-La Mesa es del 68% y en Somiedo el 60%.

Para Jaime Gordo es positivo el diálogo con todos los actores del Parque, aunque «no se nos puede culpar de todas las desdichas del estos territorios porque las limitaciones de estos parques no van contra la actividad tradicional sino que afectan a la regulación turística». Precisamente, señaló Gordo, «el turismo sale beneficiado con esta protección y se ha convertido en una alternativa para la economía de estas zonas».

Puso como ejemplo de que el Parque es bien recibido por todos «porque ninguno de los ayuntamientos y pueblos que forman parte han querido salir del mismo, y además nos han pedido los concejos de Yernes y Tameza y parte del de Aller entrar en el mismo».

Respecto al aumento de la representación en los órganos de gestión, el director de Las Ubiñas-La Mesa informó de que hay poca implicación por ejemplo de sindicatos agrarios «que no han acudido nunca» y escasa de ganaderos, cazadores y propietarios de derechos «mientras que notamos mayor interés en asociaciones conservacionistas y en hosteleros». Recordó que los acuerdos de la Junta, aunque es un órgano consultivo en el que participan todos los agentes implicados «son siempre tenidos en cuenta» y cree que la modificación que se tramita «puede producir duplicidades».

Por su parte Luis Fernando Alonso, director del parque natural de Somiedo, explicó que uno de sus principales trabajos es abrir canales de comunicaciones con todas las partes implicadas y especialmente con la población rural «es una constante en mi día a día», si bien recordó que el parque tiene 290 kilómetros cuadrados y una población de 1.190 habitantes «por lo que es un desierto que alerta sobre el despoblamiento rural». Se mostró preocupado porque ese fenómeno también esté afectando a las generaciones más jóvenes.

Alonso se mostró partidario de una reforma «de calado» de la Ley porque cambiando la representación se pueden producir «duplicidades» y hacer un parque menos operativo, por lo que abogó mejor por la fusión entre la Junta y el consejo rector.

Como Gordo, Alonso incidió en la importancia que el parque tiene para el turismo «entre 2012 y 2014 en Somiedo aumentaron en 218 los alojamientos turísticos» y subrayó que el parque de Somiedo es un modelo de  desarrollo sostenible  en toda España.

 

Comentarios:
  1. avelino ardura crespo dice:

    Este si es un problema importante y difícil de solucionar. En vez de lanzar problemas para la circulación por caminos en donde se supone cría las osas, las entes pensantes que dirigen los parques naturales deberían emplear sus lucidos cerebros para solucionar una despoblación proporcional al aumento de osos en la zona. Conclusión: extinción del hombre en los parques naturales asturianos.

  2. Luis dice:

    No me estrada cuando las personas ullen de la ciudad a el pueblo y les intentan amargar la existencia la solución pasa por irse ya que entre las administraciones públicas y demás ninietrerios no están conectados y asturias esta manga por hombro mapas no existe pero si archivos municipales que se matan la justicia brilla pos su ausencia y la prensa no puede publicar todo porque se puede meter en líos

  3. Luis dice:

    Menos mal que supuestamente existe la libertad de expresión .la protección de datos eso no existe en el ayuntamiento

  4. Antón dice:

    Dice que “entre 2012 y 2014 en Somiedo aumentaron en 218 los alojamientos turísticos” ¿no serán muchos?

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa