Publicado el: 21 May 2017

Belmonte cumple con San Isidro en una reñida subasta de la ramera

La novilla se adjudicó tras una emocionante puja en 1.850 euros a Paulino de Begega

El mayordomo Carlos, con Paulino, el ganador de la subasta/ Foto de Julio Cabal

Julio Cabal/Belmonte

Muy buen ambiente en Belmonte de Miranda para celebrar la 63º edición de San Isidro Labrador, donde se cumplieron todas las expectativas de visitantes que llenaron la plaza de la Iglesia para celebrar la tradicional subasta de la «ramera». El ambiente ya estaba caldeado, después de un pasacalles en el que un carro tirado por un burro ofreció aperitivos y vino entre los asistentes. Tras la tradicional misa y procesión por las calles de Belmonte acompañados de un gaitero y tamborilero, el Mayordomo Carlos dio paso a la subasta de «la ramera», aunque antes se celebró el sorteo del jamón, que se lo llevo Luis de Ciguedres,  así la subasta del rfoscón que salió de partida en 20 euros. Posteriormente el subastador dio paso a la esperada subasta de la ramera que partió en 1.300 euros, llegando los pujadores a subastar por ella hasta los 1. 850€ que se decantó al final por el pujador Paulino de Begega, no sin antes presentar una batalla muy reñida con Juaco de Belmonte. El Mayordomo Carlos quiere darle las gracias a todos sus colaboradores por ayudar a devolvernos esta fiesta tan querida y arraigada a nuestro concejo.

Procesión de San Isidro Labrador en Belmonte de Miranda

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa