Publicado el: 21 May 2017

La sidrada solidaria de Trubia consigue su objetivo

Los vecinos se volcaron con el proyecto «Repartiendo alegría», que recaudó en torno a los mil euros para pagar un local en Marruecos en el que ofrecer actividades de ocio a mujeres y niños de Hassilabied

El atleta Alberto Suárez Laso cedió una camiseta de la olimpiada de Río y mostró a los asistentes sus medallas olímpicas de oro y plata

Organizadores y participantes en la sidrada solidaria

Redacción/Grado

Con buen tiempo y mucha solidaridad, Trubia vivió ayer una «sidrada» a beneficio del proyecto «Repartiendo alegría», que desarrolla en Hassilabied, al sur de Marruecos, la trubieca Silvia Romero. Con ambiente festivo y la emocionante visita del atleta paralímpico Alberto Suárez Laso, los vecinos se volcaron, y se logró holgadamente el objetivo, pagar durante el verano el alquiler de un local desde el que desarrollar actividades para las mujeres y los niños del pueblo marroquí. Suárez Laso cedió una camiseta de las Olimpiadas de Río, para una de las rifas, y se fotografió con los vecinos, que pudieron admirar sus dos medallas olímpicas, de oro y de plata. La «sidrada» fue organizada por los bares El Bodegón de Trubia y la sidrería El Bosque, y las asociaciones de vecinos de Trubia, Sofretu, Cultural y Recreativa y el Real Juvencia. Con lo recaudado, Silvia Romero, vecina de Las Cuestas con una amplia experiencia en acciones solidarias, impulsará una iniciativa de ocio y actividades con 30 niños y una decena de mujeres del sur de Marruecos.

 

El propietario de El Bodegón, Iván García, posa con Alberto Suárez Laso y sus dos medallas olímpicas

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa