Publicado el: 27 May 2017

Lolo Zapico dona dos esculturas a Somiedo

El artista leonés instala en la zona del centro de interpretación del Parque Natural dos alegorías muy originales en homenaje al ganado vacuno

Una de las esculturas

F. Romero / Somiedo

El artista Lolo Zapico (León, 1953) donó recientemente dos esculturas de grandes dimensiones a Somiedo. Se trata de una cabeza de vaca en piedra y metal y de unos cuernos metálicos colocados y ordenados formando una especie de cúpula. Se ubican en el entorno del centro de interpretación del Parque Natural de Somiedo, en la Pola. El autor estuvo presente en la instalación semanas atrás, coincidiendo con el I Encuentro Nacional de Turismo de Observación.

Lolo Zapico empezó a estudiar pintura y dibujo y renunció en 1972, para empezar los estudios de Ingeniero de Minas. En 1993, conoce a Eduardo Arroyo y reinicia su andadura por la pintura. Siete años después, expone en la Galería Malborough de Madrid. Desde entonces, ha participado en numerosas exposiones colectivas.

«Durante mucho tiempo, Lolo Zapico, ha mantenido su pintura oculta. Desde hace poco, este hombre discreto enseña su arte. Puede que yo haya sido uno de los primeros en percibir sus cualidades y obsesiones. La muy particular caligrafía de Lolo Zapico, se inscribe en la pintura del siglo XX bajo la influencia del pintor americano Marc Tobey: una obsesión pictórica y una exasperación de la escritura que privilegian una poesia original. Las últimas obras de Zapico parecen cercanas a lo abstracto; pero no nos engañemos: sus cuadros son mucho más figurativos de lo que parecen», dice de él Eduardo Arroyo.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa