Publicado el: 28 May 2017

Nostalgia del balonmano moscón

Los integrantes del equipo Parque Areces se reúnen para recordar viejos tiempos 30 años después

F. R. / Grado

Los veteranos del Balonmano Parque Areces (luego Parque), un equipo que jugó en la Liga regional y que se fundó en 1978, se reunieron ayer después de años para recordar los viejos tiempos. Trece de los integrantes celebraron en Grado una comida. El equipo tuvo una fructífera trayectoria desde 1978 hasta el año 82. Un equipo que tuvo mucho mérito porque cuando comenzaron solo dos sabían jugar, el resto pusieron buena voluntad y fueron aprendiendo con buen rendimiento porque llegaron a ser subcampeones de Asturias. El único problema que tenían es que no había cancha cubierta para entrenar.

Lamuño, el alma máter del equipo, explica que el conjunto moscón «llegó a tener gente muy buena, como Carlos Ares, que pasó al Ciudad Naranco y que terminó siendo el mejor jugador de toda Asturias», explica.

El encuentro de veteranos surgió por una casualidad. Dos integrantes del equipo se encontraron y hablaron de la posibilidad de reunirse todos años después. «Lo difícil fue localizarlos, pero al final lo conseguimos, salvo Toño de la Fuente, que vive en Pamplona y no pudo venir». La media de edad de los integrantes del Balonmano Parque Areces por aquel entonces era de 23 años. Hoy rondan todos los cincuenta y muchos y los sesenta. «Éramos jóvenes todos, menos Marqués, que era el más veterano y lo teníamos de portero reserva».

Lamuño hace un repaso de nombres que destacaron en el equipo, «gente que era muy buena en balonmano como Amalio Guisasola, el hijo de Pedro Álvarez, el joyero ovetense José Álvarez de Benito o Luis Polledo, Iñaqui Arrate, o el ferretero de Trubia Ray que era muy buen defensa». Los exjugadores recordaron también a dos de sus compañeros fallecidos, Casimiro Barna y Viti.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa