Publicado el: 06 Jun 2017

Teverga: olla de alta presión

Por Casimiro ÁLVAREZ

Sobrepasado el ecuador del mandato de alcaldes y concejales, dimanado de las últimas elecciones municipales, la política anda revuelta en algunos municipios asturianos.
En Aller pretenden cargarse al alcalde, después de haberse quitado de encima las siglas del PSOE, aunque con poco éxito por lo que parece, ya que IU no lo tiene muy claro. En Morcín el sindicalista y cabeza de IU, Mino, desbancó al socialista Jesús A. Barbao de la alcaldía, mediante una moción de censura. Y en Teverga se está cociendo en una olla de alta presión una revuelta que mucho me temo termine reventando si no se habilita un alivio de emergencia. Cosa nada fácil a la vista del monumental cabreo del concejal y presidente de la parroquia rural de Páramo, Ángel Lagar.
Mª Amor Álvarez Ardura por IU, se hizo con la alcaldía de Teverga de rebote, cuando Mino se empecinó en encabezar la lista del PSOE estando inmerso en varios procesos judiciales que lo terminaron inhabilitando para cualquier cargo público, con el agravante de que los concejales del PP se habían ofrecido para permitir con la abstención, un gobierno socialista presidido por cualquier otro concejal de su lista. En consecuencia, y de manera coherente, los populares Toni Capín y Ángel Lagar impidieron el acceso de Mino a la alcaldía, apoyando como mal menor a la actual alcaldesa. Pero por lo que se ve, ella no lo entendió así. Analizando sus actuaciones durante los dos años pasados parece como si ella fuera la única y legítima merecedora del cargo, con menosprecios constantes a quienes la auparon (de rebote y por descarte) al sillón consistorial. En permanente demostración de falta de cintura, fue incapaz de consensuar con la oposición algo que no fuera el enfrentamiento constante. Y las veces que el PP la ayudó con sus votos en asuntos vitales (presupuestos, determinadas obras, etc.) fue más bien por responsabilidad de ellos que por méritos de la regidora.
Aunque me temo que, gota a gota, se ha colmado el vaso de la paciencia, especialmente de Ángel Lagar. Quienes hayan seguido sus intervenciones públicas o comentarios en las redes sociales, habrán observado el hartazgo que parece tener de los despropósitos y alcaldadas que le impiden seguir soportando la situación actual; sospechosas irregularidades a la hora de fijarse salario, que propició una investigación judicial, precisamente por quién con tanta saña denunció al anterior alcalde; interesada ocultación de informes relativos al asunto de su sueldo; ineficacia y desorden en las escasas obras acometidas; incapacidad de organización administrativa del ayuntamiento; oscurantismo de la gestión municipal, que tiene al pleno del ayuntamiento sumido en la más absoluta desinformación, gobernando a base de decretos que no permite discutir en pleno, con el agravante del anuncio que había hecho al inicio del mandato de anular la comisión de gobierno para que todo fuera discutido por el pleno, en un alarde de transparencia que se demostró fatuo, como el resto de su gestión. Y para colmo, su actitud cómplice con la administración regional en las restricciones que pretenden imponer sobre terrenos públicos, que además pertenecen a las parroquias rurales teverganas, ocultando al pleno la información que tenía. Éste último asunto tiene especial relevancia puesto que, precisamente A. Lagar, en nombre de la parroquia de Páramo lleva años pleiteando, y ganando judicialmente, contra los abusos cometidos por el Parque Natural contra los vecinos de Teverga; y que, precisamente la alcaldesa, que lo es (aunque sea de rebote) gracias a su voto, en lugar de posicionarse con los vecinos contra los caprichos y agravios de una consejería desbocada, se alía con los ejecutores, contra lo defendido con uñas y dientes por los teverganos. Resulta inexplicable y, probablemente determinante para apearla del cargo.
En política todo es posible y lo que hoy es blanco mañana pueden decirnos que es negro, pero yo apostaría un café a que la socialista Elena Tuñón se convierte próximamente en la nueva alcaldesa de Teverga. O ella o Adrián Gayo, que parece el único de IU con capacidad suficiente. Desde luego Mª Amor tiene los día contados, al menos para Lagar.

Comentarios:
  1. Marina dice:

    Hace tiempo que no veía un análisis de la politica de gobierno de un concejo tan partidista y con tanta inclinación hacía la derecha lo cual no deja de resultarme paradójico teniéndo en cuenta que el pueblo del concejo apoya con sus votos desde hace muchisimos años ya a los partidos de izquierda. Perpleja me he quedado con la interpretación que Vd transmite.

  2. Casimiro Álvarez dice:

    Bueno Marina, tengo que decirte lo mismo que al concejal Juan José. Yo expongo cosas concretas y meridianamente claras, que además cualquiera puede comprobar mediante las grabaciones de los plenos y, las declaraciones públicas de los concejales y vecinos. Lo que digo ni es de izquierda ni de derechas, sencillamente es una verdad incontestable, que ni siquiera tú pudiste desmentir. Que no te guste lo que digo, lo entiendo, pero criticarme por decir lo evidente haciendo acusaciones, de partidista o de derechas, tan gratuitas, tiene poco sentido.
    Te pongo también la respuesta a Juan: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1699261860367378&id=100008507409849&comment_id=1699487523678145&comment_tracking=%7B%22tn%22%3A%22R%22%7D

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa