Publicado el: 07 Jun 2017

Puente: «El congreso del PP fue por el libro. Mi rival es un mal perdedor»

El presidente electo de la formación popular en Grado niega irregularidades en el proceso y califica los argumentos de la impugnación presentada por José Ramón González propios «de película de Berlanga»

F. Romero / Grado

«Surrealista; de película de Berlanga» califica José Manuel Puente, elegido presidente del PP local de Grado el pasado sábado, los argumentos de la impugnación presentada por su rival, el portavoz municipal José Ramón González, al que tildó de ser un «mal perdedor».

El comité de derechos y garantías del PP regional estudia estos días la impugnación al proceso presentada por González, que denunció numerosas irregularidades que, a su juicio, invalidan la elección de Puente, el candidato que apoyaba el exalcalde Antonio Rey. Para Puente estas denuncias son desafortunadas y «no vienen a cuento» y aunque dijo que no le sorprendían «si me disgustan, porque no son propias de un afiliado del PP».

Para el presidente electo del PP de Grado el proceso se hizo «por el libro y según el reglamento y las acusaciones de que había fallecidos en las listas caen por su propio peso. El censo lo recibió el comité electoral el día antes de la elección y la premisa era que todos los afiliados para participar estuvieran al corriente del pago de sus cotizaciones. Se les deba un plazo de hasta 48 horas antes de la elección. Es imposible que hubiera gente fallecida porque se habían hecho ingresos de cotizaciones, parece surrealista, de Berlanga, si no fuera por la gravedad de las acusaciones» afirma Puente.

Respecto a la acusación de amenazas recibidas por José Ramón González presuntamente de Antonio Rey, Puente dice que no fue testigo, «porque entré y salí varias veces, pero me extraña porque en el momento en que Rey dejó la presidencia del comité electoral, se fue».

Puente explica que en todo momento aceptó todas las condiciones que le propuso su contrincante «porque no tenía nada que ocultar». En este sentido González había pedido que se rehicieran las papeletas de votación, a lo que «accedí y acepté todas sus condiciones.  Insisto, se llevó a rajatabla el reglamento y lo que pasa es que es un mal perdedor».

La impugnación está siendo estudiada por el comité de garantías, que decidirá en un plazo máximo de unas dos semanas «aunque estoy completamente seguro que dirán que el congreso es válido», sentencia el presidente electo del PP de Grado.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa