Publicado el: 13 Jun 2017

Orovalle garantiza la continuidad de las inversiones a medio y largo plazo

La directora general de la empresa, Nuria Menéndez y varios directivos, se entrevistaron esta mañana con el presidente del Principado Javier Fernández

Un momento de la reunión / Foto Armando Álvarez

Redacción / Grado

El presidente del Principado, Javier Fernández, acompañado por el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, recibieron esta mañana a la directora general de OroValle Minerals, Nuria Menéndez; al director facultativo, Juan José Álvarez; y al director Legal y de Asuntos Corporativos, Gabriel Cobos.

Durante el encuentro,  los representantes de OroValle analizaron con el Presidente y el Consejero la situación actual de la explotación, que este año ha cumplido los 20 años desde que iniciara su actividad, y los planes de futuro para la misma. La directora general de OroValle, Nuria Menéndez, trasladó al Presidente del Principado y al Consejero la apuesta de Orvana, a través de OroValle, por la explotación en Asturias y la continuidad de las inversiones a medio y largo plazo.

OroValle da empleo directo a 447 persona con una media de edad de 37 años y cuenta con unas 150 personas de subcontratas de manera recurrente. Se calcula que indirectamente crea en torno a 2.000 trabajos. En el año 2016, la empresa creo 81 puestos de trabajo. La producción de OroValle en 2016 ascendió en 2016 a  44.682 onzas de oro, 4,3 millones de libras de cobre y 144.411 onzas de plata. Para 2017, se estima una producción entre 50.000 y 55.000 onzas de oro y unos 6 millones de libras de cobre y entre 170.000 y 200.000 onzas de plata.

La multinacional posee 17 permisos en todos los yacimientos auríferos de Asturias.  La principal concesión se encuentra en el Corredor del Narcea, donde opera la explotación del El Valle-Boinás y Carlés, pero también posee permisos en el corredor de Navelgas y en el corredor de los Oscos abarcando gran parte del Occidente de Asturias, en concreto los concejos de Allande, Tineo, Cangas de Narcea, Boal.

Las comunidades de Belmonte de Miranda y de Salas, donde OroValle opera actualmente, otorgan a la operación minera un grado de aceptación del 100%, concediendo lo que en el ámbito industrial y minero se ha venido denominando como: “Licencia Social para operar”.

Diario digital del Camín Real de la Mesa