Publicado el: 22 Jun 2017

La juez obliga al Principado a pagar daños de lobo a un tevergano

Rechaza el informe del guarda rural y admite el de un veterinario, “porque el xato no se despeñó ni murió de enfermedad”

Un agente inspecciona una oveja muerta / Foto Agumpa

Redacción/Grado

El Juzgado de lo Contencioso número 5 de Oviedo ha condenado a la Consejería de Desarrollo Rural a pagar el valor de un xato de un ganadero de Cuña (Teverga), que apareció devorado en enero de 2016. La jueza, María Sol Alonso Buenaposada, rechaza el informe de la Guardería Rural del Principado, que consideraba que “no era posible confirmar el ataque”, y da validez a un informe de un veterinario aportado por el ganadero, que estuvo representado en el pleito por el abogado Rufino Menéndez, de Villanueva de Santo Adriano. La sentencia desestima el informe de la guardería rural alegando que hay otro dictamen pericial veterinario que sí identifica los daños como compatibles con un ataque de fauna salvaje, y que la guardería no aporta otra causa posible de muerte, ya que admite que el ternero no se despeñó ni murió por enfermedad, y que el cuerpo no fue manipulado. La sentencia tumba así un informe de “daño no confirmado”, un tipo de resolución que ha sido en numerosas ocasiones criticado por los ganaderos, que denuncian que con este tipo de conclusiones la Administración regional se lava las manos sin aportar pruebas y evita el pago de daños de fauna salvaje.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa